mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Hojas del árbol de la moringa

¿Sabes por qué todo el mundo está hablando de la moringa?

La col rizada (kale) no es un superalimento. Tampoco lo son las bayas de goji ni las semillas de chia. ¡Por supuesto que son saludables! Pero no son un superalimento como la moringa, ese árbol nativo de la India que ahora mismo tiene obnubilados a científicos, nutricionistas y naturópatas.

¿Y por qué es un superalimento? Porque, además de ser fuente de proteínas, grasas omega-3, antioxidantes, folato, fibra, montones de fitonutrientes y estar libre de gluten, tiene valores únicos para la Humanidad, como el de crecer sin problemas en suelos áridos y climas secos. O la de hacer potable el agua por sucia que esté. O la de tener grasas que no se enrancian. O la de alimentar a toda una familia durante medio siglo. O la de su potencial como antiinflamatorio o medicamento para la diabetes.

Por algo llaman a la Moringa oleífera “árbol milagroso” o, como en Filipinas, “el mejor amigo de mamá”. Y es que, a excepción de la corteza, todo en este árbol es comestible. Las vainas saben como las judías verdes; las hojas, como las espinacas; las semillas, como los cacahuetes; las raíces recuerdan al rábano picante. Por no hablar de su riqueza en nutrientes, que es apabullante. Gramo por gramo, la moringa tiene 7 veces más vitamina C que las naranjas; 4 veces más calcio que la leche; 4 veces más betacaroteno que las zanahorias; 3 veces más potasio que los plátanos; el doble de proteína que el yogur….

Una de sus propiedades más sorprendentes es su velocidad de crecimiento. Plantas hoy una semilla de moringa (del tamaño de una avellana) y… ¡al año tienes un árbol de más de tres metros! Como además resiste a las sequías, crecerá sin remilgos en zonas áridas donde reina la desnutrición.

Aunque se ha utilizado ancestralmente para obtener aceite comestible, para lubricar la piel o como alimento para animales, quizá lo más fascinante sea su capacidad para potabilizar el agua. Aplastas unas semillas de moringa (del tamaño de una avellana), las echas a un cubo lleno de agua sucia y, al cabo de una hora, el agua es potable y segura para beber. ¡No es de extrañar que la OMS esté estudiando su empleo en países donde las diarreas por consumo de aguas contaminadas son una de las principales causas de mortalidad infantil! Por de pronto, ya hay en España varios agricultores cultivando moringa en el sur y sureste del país y también en Canarias. Una empresa (www.moringa.es) produce incluso suplementos de moringa ecológicos.

________________________________________________________________________

OTROS POST QUE TE INTERESAN:

|

Comentarios

Horóscopo