*

mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Una mujer, descansando en el sofá

¡Quiero dejar de ser búho!

Levantarse temprano tiene ventajas que no imaginas… ¿Cuál es el secreto de las chicas que triunfan en su trabajo, están delgadas, tienen tiempo para su pareja y sus hijos, hacen running o pilates a diario y nunca parecen estresadas? Como explica Laura Vanderkam en su libro  ‘What the Most Successful People Do Before Breakfast’ (“Lo que la gente con más éxito hace antes de desayunar”) el secreto está en que se levantan temprano y usan ese tiempo extra para hacer las cosas que el resto nunca tenemos tiempo de hacer.

Hay pocos “búhos” crónicos –lo eres de verdad si las mejores ideas solo te llegan a partir de las 23 horas, según Laura—, lo que significa que la mayoría podemos introducir cambios y volvernos mañaneras. ¿Cómo? Antes de planificar nada, hay que anotar las razones que nos tienen levantadas hasta tarde y nos impiden despegarnos de la cama por la mañana. ¿Es la televisión? ¿Son las redes sociales? ¿Es simplemente rutina? Una vez detectadas, ¿qué tal si empezamos a acostarnos y levantarnos cada día un poquito más temprano? ¡Una hora más de tiempo disponible para lo que queramos cada día es una perspectiva fantástica! En todo caso, estímulos mentales como ese pueden ayudarnos a levantarnos de la cama con menos pereza. He reflexionado sobre el tema y creo que estas ideas sí pueden animarnos a empezar el día más temprano:

  • – Voy a desayunar como una reina, sin prisas y sin riesgo de engordar. No es una frase sin fundamento. Como indica un estudio mi amiga Marta Garaulet, investigadora de Harvard y catedrática de la Universidad de Murcia: “Si desayunas fuerte y comes más por la mañana que por la noche, tienes menos riesgo de engordar que si comes más por la tarde/noche que por la mañana”.
  • – Puedo escribir un folio sobre ese tema que llevo pensando tanto tiempo, pero que nunca empiezo.
  • – Puedo caminar o a correr un rato después de desayunar.
  • – Puedo disfrutar de esa luz azul de la mañana que resetea mis ritmos circadianos y reduce el riesgo de insomnio, depresión y obesidad.

¡Lo que son las cosas! Nada más escribir este último punto, se me han aclarado las ideas. Para empezar a ser “alondra”, mañana me levantaré al amanecer. A ver si esa luz azul de la mañana me resetea y me entra el sueño más temprano por la noche. ¡Igual es tan fácil como eso!

OTROS POST QUE TE INTERESAN: 

|

Comentarios

Horóscopo