mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Una mujer, angustiada frente al espejo

¿Y si engordo porque tengo algún problema de salud?

Dices que comes poco y que no sabes por qué estás gorda. Aunque poca gente te crea, puedes estar diciendo la verdad. A veces los kilos de más obedecen a problemas como éstos:

  • Estrés crónico. Esa ansiedad que no cede, ese estado de preocupación continua en el que vives estimulan la producción de sustancias como el cortisol, que hacen que acumules grasa, sobre todo en la zona de la cintura (lo que se conoce como “tipo manzana”). La grasa abdominal no solo es la más antiestética. También es más peligrosa para la salud que la que se concentra en las caderas y muslos (“tipo pera”).
  • Síndrome de Ovario Poliquístico. Alrededor de la cuarta parte de las mujeres que consultan al médico para adelgazar tienen este problema, que obedece a un desequilibrio hormonal y conlleva un exceso de andrógenos (hormonas masculinas). Los síntomas son reglas irregulares, acné, exceso de vello corporal, problemas de fertilidad y sobrepeso.
  • Hipotiroidismo. Con una glándula tiroides poco activa,el organismo no produce suficiente hormona tiroidea. Como consecuencia, el metabolismo se ralentiza, quemas menos calorías al día, aumentas de peso y no adelgazas ni haciendo dieta. El cansancio es otro síntoma típico.
  • Síndrome metabólico (o de resistencia a la insulina). Va de la mano con la obesidad abdominal. Si tu organismo no responde bien a la hormona insulina, otras hormonas que ayudan a controlar tu metabolismo dejarán de funcionar y acumularás grasa, sobre todo en la zona de la cintura. Diabetes tipo 2, altos niveles de triglicéridos y de colesterol LDL (el “malo”) e hipertensión son típicos de este problema.
  • Síndrome de Cushing. Ocurre cuando las glándulas suprarrenales (situadas sobre los riñones) producen demasiado cortisol. La consecuencia es acumulación de grasa en la cara, el cuello, los hombros y el abdomen, además de hipertensión, osteoporosis y exceso de vello corporal.
  • Cambios hormonales. Muchas mujeres aumentan de peso en épocas de cambios hormonales, como la pubertad y la perimenopausia.
  • Medicamentos: Fármacos para la diabetes, antipsicóticos, betabloqueantes, antidepresivos, tratamientos hormonales, corticoides, antiepilépticos… pueden aumentar tu apetito reducir tu metabolismo o bien incrementar los niveles de hormonas que favorecen la acumulación de grasa.

Suena obvio, pero si crees que tu sobrepeso puede deberse a alguno de esos problemas, habla con tu médico. Un buen diagnóstico y tratamiento te ayudarán a perder los kilos que te sobran.

____________________________________________________________________

OTROS TEMAS QUE TE INTERESAN: 

 

Comentarios