mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Una mujer, pesándose en la báscula

Si engordas hoy, te costará más adelgazar mañana

Nuria me dice que engorda aunque come lo mismo que antes. Dice la verdad. Según cumplimos años -más o menos a partir de los 30, y Nuria tiene 37-, vamos perdiendo músculo y ganando grasa. Como el músculo quema más calorías que la grasa en estado de reposo, el metabolismo se reduce y acabamos engordando sin haber añadido una sola caloría a la dieta. Luego, cuando llega la menopausia y caen los niveles de hormonas sexuales, lo de perder peso se convierte en un esfuerzo heroico.

Pero ahí no acaba la historia. Porque, con los años, pagamos el precio de los kilos que nos sobraron alguna vez. ¡Como lo oyes! Por ejemplo, una mujer de 59 años y 65 kilos que, en épocas anteriores de su vida, llegó a pesar 85 kilos, necesita menos calorías que otra de la misma talla y edad que nunca fue obesa. “Cada vez que adelgazas, tu organismo interpreta que estás pasando por una época de hambruna y responde reduciendo tu metabolismo para ahorrar calorías”, aclara la Dra. Leslie Cho, directora del Centro Cardiovascular de la Mujer de la Clínica Cleveland (Ohio, EE.UU) que ha estudiado el asunto. “Al final, una persona que fue obesa tendrá que comer menos que otra de la misma talla y edad pero que nunca lo fue para perder el mismo peso”.

¿Es posible ganar músculo y estimular el metabolismo a cualquier edad?, es la pregunta del millón. La respuesta es sí, si hacemos ejercicios de resistencia –pesas, sentadillas, flexiones…- de forma regular e incluimos suficiente proteína en la dieta, pero sin aumentar el total de calorías. (¡Además de hacer músculo, la proteína tiene la bendita propiedad de ser saciante y evitar los ataques de hambre!).

Pescado y marisco, huevos, aves sin piel, magro de cerdo o de ternera, conejo, yogur, quinoa, legumbres y frutos secos son buenas fuentes de proteína. Ahí va una receta rica en proteína (además de fibra, omega-3, vitaminas, minerales y fitoquímicos ), que se hace en minutos y que sale riquísima:

Receta de salmón en papillote de repollo  

  1. – Mete una hoja de repollo en agua hirviendo con sal (3 m).
  2. – Ya escurrida y seca, ponla sobre un cuadrado de papel de aluminio.
  3. – Coloca encima un trozo de salmón sin piel de unos 200 gr y cúbrelo con tiras finas de cebolleta y pimiento y 1 rodaja de tomate pelado.
  4. – Salpimentalo todo y aliña con un hilo de AOVE.
  5. – Envuelve primero el pescado con la hoja repollo y luego con el aluminio, asegurando muy bien las esquinas para que no escape el vapor.
  6. – Introduce la papillote en horno caliente durante unos 10 m.
  7. – Ábrela con cuidado (pínchala antes para que salga el vapor) y sírvela tal cual sobre el plato, junto con un poco de salsa de yogur, mostaza y cebollino.

__________________________________________________________________

Otros post sobre alimentación que te interesan: 

Comentarios