*

mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Rihanna, en el verano de 2013, tomándose una cerveza a la orilla de la playa

Las seis cosas que más engordan en verano

Estas son las seis cosas que más engordan en verano y lo que tienes que hacer para evitarlo.

1. Cocina rápida. Odias cocinar en vacaciones y las pastas, arroces rápidos, bocadillos, pizzas por teléfono y bolsas de snacks reemplazan a los platos de verduras, legumbres y pescados del resto del año— aunque sabes que los hidratos de carbono refinados te engordan.

Solución: Apúntate a las ensaladas, los gazpachos, el melón con jamón, el pescado o el pollo a la plancha, el puñado de nueces o almendras cuando tengas hambre, el agua con limón cuando tengas sed . En cuanto a las pastas y arroces, cocínalos con muchas verduras. Reducirás calorías en relación al volumen y añadirás fibra y antioxidantes.

2. El calor. En invierno, tu organismo necesita quemar más calorías para mantener su temperatura normal. En verano, necesita menos calorías para conservar su temperatura. Por eso, si comes y te mueves lo mismo que en invierno, engordarás sí o sí.

Para comer bien sin engordar: Basa tu dieta en verduras, ensaladas, pescados, huevos, carnes magras, frutas y agua, mucha agua para rehidratarte. En cuanto al ejercicio, es un must. Si eliges el que de verdad te gusta -bicicleta, baile, jogging, natación, senderismo …- es más probable que lo practiques con gusto.

3. Música alta. Lo oyes bien: un estudio de la Universidad del Estado de Georgia dice que comemos más y más deprisa cuando la música ambiental es rápida y el volumen es alto, algo más probable en chiringuitos. ¡Lo mismo hace la gente que come en casa delante de la televisión!

¿Qué hacer? No puedes evitar la música en los locales públicos (sí puedes pedir que bajen el volumen), pero puedes apagar la tele para comer con actitud mindfulness y no pasarte.

4. Buen ambiente. Colores cálidos, luces tenues, gente alrededor … hacen que, en los restaurantes, prestes poca atención a las cantidades de comida y termines tomando más de la cuenta.

Para evitarlo: Pide platos ricos, pero seguros: ensaladas, gazpachos, verduras a la plancha, pescados, mariscos, carnes asadas…¿De postre? Ensaladas de frutas, granizados naturales, piña, sorbetes, café con hielo…

5. Cervezas, alcohol y bebidas con sombrillas. Una copa de vino tiene unas 125 calorías. Aunque la cerveza sin alcohol tiene menos calorías que la normal (50 calorías frente a 150 por lata de 33 cl) todas suman al final. Las bebidas con sombrillas de papel son otro peligro: aunque no lleven alcohol, incluyen siropes y otros ingredientes azucarados, con muchas calorías vacías.

¿Qué pido? Alterna el alcohol con agua con hielo y limón (sin gas o con gas), zumos rebajados con agua, té frío…

6. Menos movimiento. Puede que nades en verano, pero también te echas unas siestas de campeonato y no vas al gimnasio ni haces jogging a diario. Eso se traduce en pérdida de masa muscular y menos calorías quemadas en reposo.

El consejo: Sal a caminar a paso rápido 30 minutos temprano por la mañana o a última hora de la tarde, mejor a la orilla de la playa, donde la arena está lisa. No hay mejor ejercicio para las piernas y para la forma física y mental.

Otros post de Adelgazar Sabiendo: 

|

Comentarios

Horóscopo