*

mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Mucha fruta puede provocar gases

¿Por qué tengo tantos gases en verano?

Además de las bebidas con burbujas -cerveza, refrescos, agua con gas, gintonics…-, hay otras causas probables, entre ellas estas seis:

  1. 1. Tomas mucha fruta. La fruta te rehidrata y te calma el deseo de dulce con pocas calorías, pero ¡ay!, manzanas, melones, peras, mangos, piñas e incluso naranjas… tienen un alto porcentaje de fructosa en relación con el de glucosa (dos azúcares presentes en las frutas). Si, como a la tercera parte de la población, te cuesta digerir la fructosa, tendrás gases y el vientre hinchado cuando la consumas. ¿Solución en tu caso? Opta por frutas con una proporción más equilibrada entre fructosa y glucosa, como los plátanos o los arándanos.
  2. 2. Los viajes te estresan. Mucha gente confiesa altos niveles de estrés durante los viajes de vacaciones. Lo malo es que cuando estás estresada, tu organismo deriva sangre del sistema digestivo a otros órganos y tejidos, lo cual ralentiza la digestión. Súmale a eso que respiras más deprisa y tragas más aire cuando estás nerviosa y ya tienes la receta para el vientre hinchado. Si quieres sentirte mejor, intenta expulsar aire más veces de las que lo inhalas. El esfuerzo tiene doble premio: evita el vientre hinchado y calma los nervios.
  3. 3. Te mueves poco. Ya sé que cuando hace calor y, aún más, si te sientes muy hinchada, te apetece poco intentar entrar en tu ropa de deporte, pero moverte es de las cosas que más pueden ayudarte. Caminar a paso rápido estimulará los músculos de tu tracto digestivo y ayudará a que los alimentos y burbujas causantes de los gases avancen por tu intestino.
  4. 4. Has cambiado tus rutinas. Mucha gente se queja de estreñimiento y gases cuando altera sus hábitos durante las vacaciones. Para evitarlo, procura seguir con tus horarios habituales de sueño y comidas. Los cambios en los ritmos circadianos reducen la producción de hormonas que ayudan a que alimentos y desechos avancen por el intestino.
  5. 5. Has tenido gastroenteritis. La cuarta parte de las personas que contraen gastroenteritis se sienten hinchadas incluso cuando ha desaparecido la infección. Hoy se sabe que la gastroenteritis altera los mecanismos que mantienen a las bacterias fuera del intestino delgado, lo cual permite que proliferen en él pequeñas bacterias (el problema se conoce como sobrecrecimiento bacteriano intestinal o SBI). Un test de aliento permite detectar el problema, que puede tratarse con antibióticos y otros métodos.
  6. 6. Te pasas con las chuches. Si lees las etiquetas de zumos, chuches, snacks, galletas…, verás que muchos llevan jarabe de maíz de alta fructosa. Incluso algunos (sobre todo chuches y chicles) añaden sorbitol, un alcohol de azúcar que, combinado con la fructosa, empeora los síntomas digestivos. Evitar esos ingredientes te ayudará a reducir gases.

Seguro que también te interesa…

|

Comentarios

Horóscopo