*

mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

zumo-pomelo-comer

Si tomas esto… no comas esto

Alimentos y suplementos supersanos pueden alterar el efecto de fármacos necesarios para tu salud. Estos son algunos:
Zumo de pomelo. Mucha gente lo toma en el desayuno, con sus pastillas, sin pensar que altera la eficacia de más de 80 fármacos. Eso pasa porque las furanocumarinas del pomelo reducen la absorción intestinal de medicamentos… y su posterior eliminación. ¿Consecuencia? Altos niveles de éstos en la sangre. ¡Ojo porque se dan interacciones incluso tomando el fármaco 12h antes que el zumo! Para evitar sustos, consulta antes a tu médico o a tu farmacéutico.
Chocolate negro. Puede disminuir el efecto de fármacos hipnótico-sedantes y potenciar el de psicoestimulantes como el metilfenidato, que se emplea en el trastorno de falta de atención con hiperactividad o la narcolepsia. Cuidado también si lo tomas junto con inhibidores de la MAO para la depresión. ¡Tu tensión arterial podría dispararse!
Regaliz. La glicirricina del regaliz reduce el efecto de medicamentos como la ciclosporina, que se emplea para impedir el rechazo de órganos en pacientes transplantados.
Hierro. Si estás tomando levotiroxina para el hipotiroidismo (déficit de hormona tiroidea), lee bien las etiquetas de los suplementos que consumes y mira a ver si contienen hierro, porque este mineral reduce la eficacia de la levotiroxina.
Leche. El calcio, el magnesio y la caseína de la leche pueden disminuir la capacidad de absorción del intestino y reducir los niveles de ciertos antibióticos, como las tetraciclinas.
Café. Además de complicar la utilización de hierro por el organismo, reduce la eficacia de antipsicóticos como la clozapina o el litio y potencia la acción -y los efectos secundarios- de la aspirina, el clenbuterol (broncodilatador) o la epinefrina (para reacciones alérgicas graves).
Hipérico. Popular por su efecto antidepresivo, esta planta puede hacer que tu hígado libere enzimas que reducen el efecto de las estatinas (para el colesterol), el sildenafilo (para la disfunción eréctil) o la digoxina (para trastornos del ritmo cardiaco).
Coles. Brócoli, col rizada, coles de bruselas, grelos e incluso espinacas y perejil son ricos en vitamina K. Si tomas anticoagulantes como la warfarina para reducir el riesgo de tromboembolias, no te pases con esas verduras, porque pueden reducir peligrosamente el efecto de dichos medicamentos.
Ginseng. Tampoco “casa” bien con los anticoagulantes. Incluso puede aumentar el riesgo de hemorragias internas si lo tomas junto con heparina o antiinflamatorios no esteroideos como la aspirina o el ibuprofeno. Junto con inhibidores de la MAO, puede provocar hiperactividad, insomnio y cefaleas.


Te interesa:

 

|

Comentarios

Horóscopo