*

mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

potasio

Para perder kilos sin perder salud, busca el potasio

Oigo hablar del potasio y, automáticamente, pienso en los plátanos. Pero aunque tienen una buena dosis de potasio (unos 400 mg por pieza), sé que no son el alimento más rico en ese mineral. Son más ricas las alubias blancas -quizá la mejor fuente de potasio-, las acelgas, el aguacate, la salsa de tomate, las espinacas, la calabaza, las patatas asadas con su piel, la remolacha, la sandía, las almendras, los pistachos, el brócoli e incluso el yogur y el salmón.

A pesar de tanta oferta, nos quedamos cortas en potasio, sobre todo porque tomamos menos verduras y frutas frescas de las que deberíamos. En cambio, nos pasamos con el sodio, por la cantidad de sal (cloruro sódico) que llevan los quesos, embutidos, conservas y snacks, pasando por todo tipo salsas procesadas y alimentos precocinados.
Pienso a veces que si los genes de nuestros antepasados prehistóricos evolucionaron con unos 11.000 mg de potasio al día (lo indica un estudio), la dieta actual debe de tener a nuestros genes totalmente despistados. Según datos publicados en American Journal of Clinical Nutrition, los humanos de los países “civilizados” apenas consumimos la mitad de la dosis recomendada de potasio (de 4.700 mg al día) y sin embargo llegamos a consumir hasta 10.000 mg de sodio al día (la recomendación es de 2.300 mg diarios, equivalentes a 5 g de sal).

Sabemos que las dietas ricas en sodio aumentan el riesgo de hipertensión arterial, pero lo que nos han explicado menos es que el potasio actúa casi como un “antídoto” del sodio, eliminándolo a través de los riñones y contrarrestando sus efectos negativos. Estudios recientes señalan de hecho que el bajo consumo de potasio puede tener tanto o más que ver con la actual epidemia de hipertensión (¡que afecta a la cuarta parte de la población mundial!) como el exceso de sodio. Y ahí no queda todo, porque el corazón, los músculos, el esqueleto y el sistema digestivo necesitan potasio para funcionar debidamente.

Como está visto que no cumplimos las recomendaciones, el mensaje es fácil de deducir: tenemos que aumentar el consumo de potasio y reducir el de sodio. Interesa seguir el consejo, porque los beneficios van más allá de la tensión arterial. Cambiar productos procesados por verduras y frutas frescas, legumbres hechas en casa, yogures, pescados y frutos secos… previene el estreñimiento, ayuda a eliminar líquidos, permite bajar kilos sin pasar hambre y le da un lustre fantástico a tu cutis. ¡Muchas razones para buscar el potasio!

Sólo un comentario: Las mejores fuentes de potasio son las frutas, verduras, legumbres y frutos secos. No se deben consumir suplementos de potasio a no ser que los recete el médico. Tomados sin supervisión, pueden aumentar peligrosamente los niveles de potasio y poner en riesgo la salud.


Te interesa:

 

|

Comentarios

Horóscopo