*

mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

halitosis

8 remedios para la halitosis

Todas tenemos mal aliento de vez en cuando, pero si notas que la gente siempre se aparta de ti cuando hablas, es muy probable que tengas halitosis. Como nadie te dirá que tienes mal aliento (a no ser un familiar o amigo muy, muy cercano), lo mejor es que consultes al dentista en caso de sospecha, sobre todo porque el mal aliento suele deberse casi siempre a mala higiene bucal o enfermedad de las encías. Aunque con menos frecuencia, la halitosis también puede ser consecuencia de infecciones nasales o de las vías respiratorias, problemas digestivos o hepáticos, cambios hormonales, dietas hiperprotéicas, diabetes (un aliento dulzón y afrutado es signo de la enfermedad) y, por supuesto, el tabaquismo y el alcohol. ¡Incluso hay una halitosis imaginaria, que solo existe en la mente de quien la sufre y que requiere terapia psicológica!
Descartados problemas de salud que necesitan tratamiento específico, estos 8 remedios naturales pueden perfumar tu aliento y estimular la cercanía de los te rodean:
1. Bebe mucha agua. El café, la cerveza, el vino y los destilados dejan residuos cuyas trazas pasan al aliento.
2. Recurre a plantas refrescantes, como el perejil, el eneldo, los anises o el clavo. Una idea es mezclarlas, llevar la mezcla en una cajita o bolsita y masticar un pellizco después de las comidas (puedes eliminar alguno de los ingredientes si no es de tu agrado).
3. Perfuma tu aliento con lavanda. Añade unas gotas de aceite esencial de lavanda a un vaso de agua templada y haz gárgaras con la mezcla.
4. Aclárate con agua salada o con agua con bicarbonato. Disuelve una cuchara de sal marina o de bicarbonato (tienen propiedades antisépticas) en un vaso grande agua templada y aclárate la boca con ella después de cepillarte los dientes.
5. Evita las especias, el ajo, las cebollas, los embutidos, los quesos fuertes y los ahumados, que favorecen el mal aliento.
6. Emplea un dentífrico que tenga como ingrediente aceite del árbol del té; tiene efecto desinfectante que evita la halitosis.
7. No olvides cepillarte también la parte anterior de la lengua, para eliminar partículas y bacterias causantes de mal olor.
8. Perfuma tu aliento con una infusión de canela preparada de este modo: añade 1 cucharada de canela en polvo o 1 rama de canela a una taza de agua hirviendo. Tapa y deja reposar 10 m. Cuela el líquido. Tómalo antes de que se enfríe. Se aconsejan dos tazas de la infusión al día. También puedes utilizarla como enjuague bucal, por la mañana y por la noche.


Te interesa:

 

|

Comentarios

Horóscopo