*

mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

comestible refrigerio grueso excedido de peso rollizo robusto corpulento colores hojas comida y bebida alimentos salados mojadas enteras gordos tentempie colacion racion vianda bocado comidas comestibles refrigerios tentempie colacion racion tentenpies colasiones rasiones biandas vocados

Seis beneficios sorprendentes de las hojas de olivo

Mi amiga Manuela no conseguía controlar su hipertensión con fármacos que, además, le producían insomnio, toses y dolores articulares. Ahora toma el extracto de hojas de olivo que le prescribió su médico y está feliz como una perdiz. Su tensión se ha normalizado, y no nota ningún efecto secundario. Yo conocía los efectos beneficiosos de las hojas de olivo, pero que el médico se las haya prescrito a Manuela y que estén funcionando tan bien, me ha animado a repasar los últimos estudios al respecto.

Para empezar, la sustancia que todos ellos citan como responsable de sus efectos beneficiosos es la oleuropeína, polifenol antioxidante y antiinflamatorio que también está presente en el aceite de oliva virgen extra, aunque en menores cantidades. Estas son algunas de las propiedades que los expertos atribuyen al extracto de hojas de olivo en general y a la oleuropeína en particular:

  • Como antihipertensivo. Un estudio con humanos de 2011 concede al extracto de hojas de olivo (500 mg, 2 veces al día durante 8 semanas) un efecto similar al del fármaco antihipertensivo captopril (12,5 mg). Un dato más a favor del extracto: que también reduce los niveles de triglicéridos y de colesterol LDL (el “malo”).
  • Para evitar infartos e ictus. Además de aumentar la producción de óxido nítrico (que mantiene relajadas las arterias) y reducir el colesterol LDL, un estudio de 2008 indica que el extracto de hojas de olivo actúa como antiinflamatorio y antiagregante plaquetario, lo lo que evita la formación de trombos causantes de infartos e ictus.
  • Para la diabetes. “El extracto de hojas de olivo mejora los niveles de glucosa, tanto en humanos como en animales y podría ser utilizado como terapia complementaria en esos pacientes”, concluye un estudio publicado en Journal of Medical Food en 2012. (Otros estudios más confirman sus beneficios frente a la diabetes.)
  • Frente al cáncer. Varias investigaciones indican que el extracto de hojas de olivo evita los daños de los radicales libres al DNA y previene la inflamación celular: dos etapas clave para el desarrollo de tumores. Por citar solo los cánceres de mama dependientes de estrógenos (la mayoría lo son), un estudio con humanos realizado en 2010 señala que “la oleuropeína disminuye la respuesta de las células tumorales a esta hormona”.
  • Como protector neuronal. Por su efecto antiinflamatorio y antioxidante, el extracto de hojas de olivo protege las neuronas frente al deterioro. Un estudio demostró también que animales tratados previamente con extracto de hojas de olivo sufrían menos daños neurológicos tras sufrir un ictus. Se ha observado una protección parecida frente a enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.
  • En la artritis. Se confirma lo que siempre han sabido los habitantes del Mediterráneo: que las hojas de olivo ayudan a prevenir y aliviar la artritis reumatoide, la artrosis e incluso la gota. Responsable de todos esos beneficios es, de nuevo, la oleuropeína, por sus efectos antiinflamatorios y por bloquear una enzima que favorece la acumulación de ácido úrico (típica de la gota).

Un par de advertencias: 1) Si estás en tratamiento con fármacos antihipertensivos, anticoagulantes o para la diabetes, consulta al médico antes de tomar extracto de hojas de olivo. 2) No compres productos de fitoterapia en cualquier sitio. Los de las farmacias deben cumplir las mismas garantías de seguridad, calidad y eficacia que cualquier medicamento.

Otras noticias de Adelgazar Sabiendo: 

|

Comentarios

Horóscopo