*

mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

canelaa

¡Toma canela en Navidad!

Arroz con leche, leche merengada, torrijas, leche frita, natillas, compotas de manzana o de pera… la gastronomía española huele a canela, ya sea en rama o en polvo, y bien que nos hace.

Recuerdo que, hace años, leí un estudio sobre las propiedades antidiabéticas de la canela, y así lo escribí en uno de mis artículos de salud. Como además me encanta su aroma, empecé a añadir media cucharadita de canela en polvo al cacillo de mi cafetera italiana, y hoy sigo abonada a los cafés con canela, que sé que me hacen bien.
Desde entonces, he leído más estudios que confirman los beneficios de la canela, y los he comentado puntualmente en este blog. Hace unas semanas vi otro en la revista científica Metabolism, que creo que os va a interesar de cara a las comilonas de diciembre.

El estudio ha demostrado que el aceite esencial de la canela (cinamaldehído) estimula el metabolismo a través del proceso de la termogénesis o capacidad para generar calor. Los autores del trabajo, de la Universidad de Michigan, han visto que dicho aceite favorece la actividad de genes, enzimas y proteínas que hacen que las células grasas (o adipocitos) quemen parte de la energía que almacenan, y lo han visto tanto con ratones como con voluntarios humanos.
A nuestros antepasados prehistóricos les vino genial que tuviéramos células capaces de almacenar energía en forma de grasa, sobre todo para sobrevivir en épocas de escasez, pero a nosotras nos viene fatal, porque no es la escasez nuestro problema , sino el exceso de calorías. ¡Por eso da gusto saber que la canela puede ser una aliada!

En cuanto a la cantidad de canela diaria, los investigadores solo dicen que hay que tomar “un poco más de lo habitual, pero sin pasarse”. En lo que sí insisten es que el consumo debe ser regular. “Al cabo de un tiempo, se ven los resultados”, explican.

Como idea, os paso la receta de esta Compota de frutas con canela en rama, que suelo preparar la víspera de Nochebuena:
En una olla con 200 cl de agua, 120 cl de tinto de crianza, 2 ramas de canela y 1 trozo de corteza de limón, pon a cocer 4 manzanas reinetas y 4 peras peladas y cortadas por medio, 10 ciruelas pasas y 3 cucharadas de pasas de Corinto. Añade azúcar (unas 6 cucharadas es lo habitual) o estevia al gusto y remueve. Deja que hierva a fuego moderado unos 30 m. Vuélcalo todo en una fuente honda. Deja que enfríe y métela en la nevera hasta la cena de Nochebuena. Sírvela en cuencos de cristal, con un bolita de helado de vainilla.
¡Es digestiva y superdetox!
Link al estudio aquí.


Además…

Come setas y vivirás más años
¡Los callos son trendy!
¿Puedo convertir la grasa en músculo?

 

|

Comentarios

Horóscopo