*

mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

caldo-verduras

Estos líquidos te ayudarán a sobrevivir al resfriado

Unos doscientos virus del resfriado te acechan desde pomos de puertas, manos tendidas, teléfonos y hasta desde el propio aire que respiras. Lo malo es que no existe un solo medicamento que cure el catarro. Sólo remedios para aliviar los síntomas. Como dicen los propios médicos, “con fármacos, el resfriado dura una semana; sin ellos dura siete días”. Además del descanso, una buena hidratación sigue siendo el mejor consejo. Junto con el agua, estos líquidos pueden ayudarte a sobrevivir al catarro:   

Infusiones: La de manzanilla ayuda a bajar la fiebre. La de jengibre alivia la congestión nasal. La de corteza de limón con miel de romero tiene efecto antiinflamatorio,  calma la irritación de garganta y alivia la tos (¡no te olvides de lavar el limón primero!)

Zumo de naranja. Aunque la vitamina C de los cítricos no previene el resfriado tanto como se pensaba, los zumos de naranja, pomelo y limón (solos o mezclados) te mantienen agradablemente hidratada y  pueden ayudarte a reducir la duración de tus síntomas si los tomas en cuanto empiezas a notarlos.

Batido de yogur natural . Se ha comprobado que las bacterias probióticas del yogur reducen el riesgo de infecciones respiratorias.  Piensa que tienes un trillón de bacterias en tu intestino y que te interesa que las “buenas” dominen el panorama. Si añades frutas al yogur, tu batido te sabrá delicioso y tendrá antioxidantes y fibra.

Purés de verduras. Los nutrientes de los purés de verduras de hoja verde con zanahorias o calabaza han demostrado que ayudan a mejorar la congestión y las toses. Si los preparas con AOVE crudo, son todavía más eficaces.  

Caldo de gallina con verduras. Es un auténtico cóctel de nutrientes que alivia la congestión y mejora la sensación de bienestar. La receta tradicional lleva gallina o pollo sin piel, zanahorias, puerros, tomates, apio, ajo y cebolla. Hay que dejar que hierva al menos 45 m a fuego moderado.

Sopa de ajo. La dejo para el final porque doy fe de que funciona, tanto para el resfriado como para las náuseas. Yo la preparo rehogando 4 dientes de ajo en láminas y una cayena picada (el picante es opcional, aunque a mí me encanta y sé que tiene efecto antiinflamatorio) en 3 cucharadas de  AOVE y añadiéndole luego unas rebanadas de pan integral, 1 L de agua, sal y dejando que hierva 30 m a fuego moderado. Da como para 4 raciones. Aunque los estudios corroboran  que la alicina (sustancia activa de los ajos) alivia el catarro, los investigadores dan un consejo: dejar pasar 10 m antes de añadir los ajos picados a la sopa o guiso que estemos preparando. De ese modo permitimos que actúe la enzima alinasa, necesaria para que se libere la alicina.


Además…

¿Qué es la madre del vinagre?
¿Por qué hoy peso dos kilos más que ayer?
Pon chispas en tu cena de San Valentín

|

Comentarios