*

mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

FA944F75-2DC6-46D1-B4BD-8B79CFE66079

Para un buen parto, come dátiles

Charlando el otro día con mi amiga Clara, foodie donde las haya, no tardó en contarme que se ha aficionado a los dátiles y que toma varios al día. Conoce las diferencias entre las variedades Hayani, Medjool y Deglet Noor de dátiles secos (los más consumidos en España), y aunque sabe que tienen mucho azúcar y muchas calorías –¡unas 68 por dátil, es decir unas 280 por 100 gramos!–, no piensa privarse, sobre todo desde que sabe que está embarazada.

Como en el caso de Clara, los dátiles se están convirtiendo en un must para las gestantes… y el resto de consumidores. Lo demuestran las cifras de venta en España, que este mismo año van a aumentar un 25 por ciento con respecto a las de 2017. Fruto de la palmera datilera y rebosante de valiosísimos minerales, vitaminas y antioxidantes, estos son 4 de los beneficios que ayudan a entender su creciente popularidad:

Favorecen el parto. Consumir dátiles en las últimas semanas de embarazo favorece la dilatación del cuello del útero, reduce la necesidad de parto inducido y disminuye el tiempo de parto. En un estudio, 69 embarazadas que consumieron 6 dátiles durante las 4 semanas previas a la fecha prevista para el parto tuvieron un 20 por ciento más de probabilidades de dar a luz de forma natural y su parto duró significativamente menos que las que no consumieron dátiles.

Otros dos estudios con casi doscientas embarazadas corroboran esos efectos. Se cree que el efecto de los dátiles en las parturientas se debe a que contienen sustancias que se unen a receptores de oxitocina e imitan los efectos de esta hormona, que provoca las contracciones en el parto.

Alivian el estreñimiento. Con unos 7 gramos de fibra por 100 gramos, los dátiles facilitan las visitas al baño. De hecho, un estudio comprobó que el consumo de 7 dátiles al día aumentaba significativamente los movimientos intestinales de los voluntarios.

Ayudan a prevenir enfermedades crónicas. En comparación con otras frutas similares (como los higos o las ciruelas pasas), los dátiles tienen un contenido mayor en antioxidantes de efecto antiinflamatorio. Flavonoides, carotenoides y ácido fenólico son tres de los antioxidantes más potentes que contiene esta fruta. En conjunto, ayudan a prevenir el riesgo de enfermedades inflamatorias como el cáncer, la enfermedad cardiovascular, la diabetes tipo 2 e, incluso, la enfermedad de Alzheimer.

Tienen un bajo índice glucémico. A pesar de su contenido en azúcar, la fibra de los dátiles evita los picos de glucosa en sangre. De ahí que tengan un índice glucémico bajo. Como tendencia ascendente, el “azúcar de dátiles” (que se elabora pulverizando dátiles secos) está ganando fans como sustituto de otros edulcorantes. Se consigue en herbolarios, tiendas gourmet y establecimientos dietéticos.


Además…

Natural farming: la naturaleza nos educa
Comer sano no es más caro
¿Sufres de ansiedad? Estos alimentos pueden ayudarte

 

|

Comentarios