*

mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

spaghetti-pasta-indice-glucemico

¿Y si resulta que la pasta no engorda?

¡Música para mis oídos! Un estudio canadiense acaba de concluir que los espaguetis, macarrones, tallarines y demás versiones de la pasta podrían ayudar a perder peso, en vez de  engordar.

Para saber hasta qué punto la mala fama es merecida – y digámoslo todo, con kilos de pasta y ayuda financiera proporcionados por la marca de pasta Barilla- un grupo de investigadores del Hospital St.Michael´s de Toronto analizó más de 30 estudios sobre el tema, con un total de 2.500 participantes.

En todos ellos, los participantes habían sustituido otros alimentos ricos en  hidratos de carbono -como patatas o pan blanco- por pasta, que tiene menor índice glucémico (IG) que aquellos.

Recordemos que el IG es un número entre el 0 y el 100 que indica la rapidez con que un alimento aumenta los niveles de azúcar en sangre.

Un IG menor de 55 se considera bajo; un IG de entre 56 y 69 se considera medio; un IG mayor de 70 se considera alto y se relaciona con mayor riesgo de obesidad y resistencia a la insulina.  

Pues bien:

  • – El IG de las patatas es de 78
  • – El IG del del pan blanco es de 75
  • – El IG de los corn flakes es de 80
  • – El IG de la pasta, de entre 40 y 50 (el más bajo de todas las pastas es el de los espaguetis).

alimentos-mayor-IG

Aclarado ese dato, estos son los resultados del estudio canadiense: las personas que tomaron una media de 3, 3 raciones de pasta a la semana en lugar de otros alimentos ricos en hidratos de carbono perdieron medio kilo en los 3 meses siguientes, solo por eso.

¿Conclusión? Que, en contra de las ideas circulantes, la pasta puede formar parte de una dieta sana, con un índice glucémico bajo. Eso no te da carta blanca para prepararla de cualquier forma, por ejemplo con enormes cantidades de queso y supercocida. La mejor idea: añadir la pasta “al dente” a la misma cantidad sofrito de verduras, para incorporarle fibra y nutrientes y reducir calorías en relación al volumen. (Lo de “al dente” es  importante porque cuanto menos cocida está la pasta, más despacio la digieres y más se reduce su IG.)

Los investigadores insisten en que digamos  que “las marcas que esponsorizaron el trabajo no tuvieron ningún papel en este estudio”. Lo hacemos, aunque el  trabajo tiene un fallo: ninguno de los estudios analizados indicaba cuánta pasta llevaban las raciones consumidas por los participantes.

Con todo y con eso, la  pasta puede formar parte de una dieta adelgazante  siempre que no la cuezas demasiado y que le añadas verduras, cuantas más, mejor. Así tu plato de pasta gana en nutrientes y reduce calorías en relación al volumen de la ración.

Para más información, os dejamos el link al estudio.

 


Además…

Por qué se me va el sueño en cuanto me acuesto
Trucos de cocina que ayudan a adelgazar
¿Cómo adelgazar mientras duermes?

 

|

Comentarios