mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

alcachofa-de-jerusalen-topinambur

La alcachofa de Jerusalén es tendencia (¡y no es una alcachofa!)

Llevo algún tiempo oyendo hablar de la “alcachofa de Jerusalén”.

Al principio pensé que sería una variedad de alcachofa típica de esa ciudad, pero luego  me di cuenta de que hablaban del tupinambo o topinambur, un tubérculo originario del continente americano, con aspecto de jengibre arrugado. Aunque su recuerdo estaba en el subsótano de mi cerebro, de pronto recordé haber leído que era habitual en las mesas europeas del  siglo XVII y XVIII. Sustituido luego por la patata, ahora ha recuperado su prestigio y se ha convertido en trending topic en nutrición.

La explicación del renovado interés por el tupinambo está en su  alto contenido en inulina, una fibra vegetal  que actúa como prebiótico, lo que significa que sirve de alimento a las bacterias intestinales “buenas”, esas que ayudan a mantener nuestro  intestino (y nuestra salud general) en buen estado.

¡Y es que más del 75 por ciento de la  fibra vegetal del tupinambo es inulina!

Un auténtico regalo, porque hay estudios que indican que la inulina ayuda a:

  • – Controlar los niveles de triglicéridos, colesterol y azúcar en sangre
  • – Fortalecer el sistema inmunitario
  • – Prevenir la inflamación intestinal
  • – Mejorar la asimilación de minerales
  • – Aumentar la sensación de saciedad y ayuda  a controlar el peso

Puedes tomarlo crudo, asado o cocido, aunque queda muy rico en sopas y cremas, junto con puerros, cebolla,  zanahoria y caldo de verduras o de pollo.

Como iniciación, te paso esta receta:

Ensalada templada de tupinambo con manzana y pera a la vinagreta de queso y nueces

(Para 4 personas)

1. Corta en rodajas 350 gr de tupinambos bien lavados.

2. Saltea las rodajas en una sartén con 1 cucharada de AOVE hasta que queden tiernas.

3. Reserva.

4. En la misma sartén,  con un hilo de AOVE, pocha 1 pera y 1 manzana peladas y cortadas en cuartos.

5. Reserva.

6. En un bol aparte, bate 100 gr de queso de cabra desmigado,  6 nueces peladas y picadas, 3 cucharadas de AOVE,  1 cucharada de vinagre balsámico y flor de sal al gusto.

7. Emplata formando una base con rodajas de tupinambo, trozos de pera y manzana por encima y con la vinagreta de queso de cabra y nueces como aliño.

¡Que la disfrutes!

 


Además…

Con un intestino sano, todo va mejor
¿Crudo o cocinado? Qué es mejor?
¿Intestino inflamado? ¡Come brocóli!

 

 

 

|

Comentarios