*

mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

courtney-cox-wine

¿Puedo beber alcohol si estoy a dieta?

La respuesta es sí, pero sabiendo que 1 gramo de  alcohol tiene 7 calorías. (Los hidratos de carbono y las proteínas tienen 4 por gramo y las grasas tienen 9).

Estos consejos pueden ayudarte a no traspasar los límites: 

1. No calmes tu sed con bebidas alcohólicas. Si lo haces, no solo se te subirán a la cabeza enseguida, sino que habrás sumado muchas calorías en pocos segundos. Lo inteligente es apagarla primero con un gran vaso de agua (con o sin gas) con unos cubitos de hielo y una rodaja de limón. ¡Parecerá que estás tomando una bebida “adulta”, te habrás rehidratado  con 0 calorías y  beberás menos después!

2. El vino y la cerveza conservan nutrientes saludables. Como se producen simplemente por fermentación, el vino y la cerveza (y también la sidra natural) tienen poco alcohol y conservan muchos nutrientes –incluidos antioxidantes— de los vegetales de los que proceden. (Una copa de vino de 150 ml tiene unas 125 calorías; 300 ml de cerveza o de sidra tienen unas 150 calorías.)

3. Los destilados suman muchas calorías. Ginebra, whisky, brandy, vodka, tequila, aguardiente … son bebidas obtenidas por destilación, un proceso cuyo objetivo es conseguir un alto grado de alcohol. Sin apenas nutrientes, es frecuente que superen los 40º de alcohol. (¡Una copita de 30 ml de ginebra tiene unas 78 calorías!)

4. ¡Ojo con las sumas! Gin-tonic, margarita, daiquirí, cosmopolitan o cualquier bebida que combine un alcohol destilado con zumos procesados o refrescos azucarados conlleva riesgo de obesidad. ¿Por qué? Porque las calorías de los azúcares se suman a las del alcohol y el total es “obesogénico”. (Un gin -tonic típico tiene unas 190 calorías, muchas de ellas en forma de azúcares añadidos.)

zumos

5. Los cócteles engordan más que sus ingredientes por separado. Es una cuestión de prioridad metabólica: cuando tomas un gintónic o cóctel similar, tu cuerpo procesará  primero el  alcohol, lo cual reducirá la capacidad para quemar el  resto de calorías, es decir los azúcares.  Resultado: que esa bebida tendrá más  probabilidades de convertirse en grasa corporal, en especial   (¡El abuso del alcohol aumenta tanto el riesgo de obesidad abdominal como de hígado graso!)

Bebe con cabeza

Tomadas con moderación (1 copa de vino diaria para las mujeres y 2 copas para los hombres o su equivalente en alcohol) las bebidas alcohólicas son beneficiosas para la salud. Eso sí: una copa no quiere decir llena hasta el borde. De hecho, una copa llena de vino puede triplicar los 150 ml aconsejados a las mujeres para todo el día.


Además…

¿De verdad es tan buena el agua alcalina?
Agua con bicarbonato y limón. El auténtico detox
Lo que te pasa cuando dejas el azúcar

|

Comentarios