*

mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

huevo

¡No tengas miedo al colesterol y échale huevos a tu dieta!

Tranquila, puedes comer una docena de huevos por semana sin que aumenten tus niveles de colesterol. Lo acaban de demostrar investigadores de la Universidad de Sydney (Australia), y con pacientes afectados de prediabetes o diabetes tipo 2, que suelen tener niveles altos de LDL (colesterol “malo”) y a los que las guías siguen restringiendo el consumo de huevos. Lo hacen  aunque hace ya tiempo se comprobó que el colesterol de los huevos no aumenta como se pensaba el colesterol en sangre.

Para poner las cosas en claro,  los investigadores australianos dividieron a pacientes con prediabetes y diabetes tipo 2 en dos grupos y escalaron el trabajo en tres etapas. En la primera, les hicieron seguir dietas saludables de mantenimiento de peso durante tres meses, pero un grupo debía tomar doce huevos por semana y, el otro, solo dos. En la etapa siguiente, les pusieron dietas de pérdida de peso durante otros tres meses, pero sin cambiar las cantidades de huevos. Finalmente, les siguieron a todos  durante un año adicional, mientras ellos seguían con sus 12  huevos o 2 huevos por semana. ¿Resultado? En ninguna de las tres etapas se vieron variaciones en los niveles de colesterol, azúcar en sangre, tensión arterial y otros marcadores de riesgo cardiovascular, y las pérdidas de peso fueron similares en los dos grupos.

huevos

“Hemos vuelto a comprobar que el colesterol de los huevos no afecta a los niveles de colesterol en sangre,  ni siquiera en  personas con diabetes tipo 2” ,  explica el Dr. Nick Fuller, autor principal del estudio. Además de “ningunear” ese riesgo, el trabajo ayuda a devolver todo su prestigio a los huevos. Maravillosa fuente de proteína, con un precio superasequible, mejoran cualquier  dieta sin provocar aumento de peso (¡un huevo tiene unas 75 calorías!), y asegurándonos colina, luteína, potasio y otros micronutrientes valiosísimos para el cerebro, las arterias, la vista, la piel, el pelo e incluso para el desarrollo fetal.

Cocidos, pasados por agua, a la plancha, fritos, en tortilla o revuelto e incluso en sopas, menestras y salsas, los huevos han formado parte de la dieta humana desde que el mundo es mundo y nuestro organismo los reconoce y asimila sin problemas.

Creo que ya te lo he contado, pero vuelvo a hacerlo. Cuando sé que voy a tener un día complicado, desayuno un par de huevos. ¡¡Te aseguro que me noto más despejada y que funciono mejor durante la jornada!! No soy la única. Un estudio con 1.400 hombres y mujeres comprobó que las personas que consumen huevos y otros alimentos ricos en colina dan mejores resultados que el resto en tests de memoria y de aprendizaje. ¡Con un par!

Link al estudio australiano

Link al estudio sobre la colina y la memoria


Además…

Proteínas: ¿tomas lo que necesitas?
¿Dónde está la proteína vegetal?
Proteína animal o vegetal: ¿Cuál es mejor?

|

Comentarios