*

mujerHoy

On the roof

El blog de Amaya Valdemoro

FullSizeRender

Las Vegas, ¡qué ciudad!

En mi recorrido por Estados Unidos esta vez llegué a Nevada, Las Vegas, y el resumen de mis sensaciones cabría en dos palabras: ¡qué ciudad! No diré que me ha encantado porque no es así, por delante en esa lista habría bastantes otros rincones del mundo, pero sí que debo reconocer que me ha impresionado. Todo es tan exagerado, todo es tan grande, Las Vegas es tan, tan, tan… que no encuentro un adjetivo concreto para definirla.

IMG_1641

Una vez allí había que exprimir todas las sensaciones posibles y me alojé en un hotel mítico, de esos en los que aunque nunca hayas estado lo conoces de verlo en el cine o series, el Venetian. Sí allí me marché con sus góndolas, su casino, sus restaurantes, sus tiendas y tamién con mi mapa para conseguir el hito de llegar a la habitación porque de verdad que me perdía todas las santas veces. Yo no sé cómo se las apañaban los de CSI Las Vegas para llegar tan rapidito a las habitaciones donde se cometían los homicidios porque lograrlo es más difícil que resolver un jeroglífico egipcio.

IMG_2001

IMG_1994

Las Vegas es un lugar con una vocación tan megalómana que se atreve incluso a recrear otros rincones de mundo y allí en distintos rincones te puedes sentir, aunque sólo sea un poquito, en Venecia, París, Roma, Nueva York… Extraño y al gusto del consumidor aunque personalmente me van más los originales que las copias.

IMG_1959

IMG_1634

IMG_2109

Mi estancia coincidió con el gran combate de boxeo, o espectáculo o como se quiera llamar, entre el autodenominado ‘The best Ever, Floyd Mayweater que es de allí, y el irlandés, McGregor. Si de normal la ciudad es pura animación ya os podéis imaginar cómo estaba durante esos días.

Tuve la oportunidad de ir al último entrenamiento de Mayweather antes de su combate porque conozco a su Trainer y nos dejó pasar. Toda una experiencia en la que si sacabas el móvil para intentar hacer una foto o grabar algo aparecían diez o doce guardaespaldas para decirte que allí no filmaba nadie salvo las cámaras de su productora y es que si en Estados Unidos todo se mueve alrededor del dinero, en Las Vegas mucho más y ya se prepara el documental para venderlo. Me quedé alucinada al ver cómo se hidrataba con refrescos en vez de con agua y del calor de mil demonios que hacía en el gimnasio y es que me explicaron que le gusta entrenar a la misma temperatura a la que compite y claro sube el termómetro hasta igualar el calor que desprenden los focos en una retransmisión así.

Pero al margen de este acontecimiento único, básicamente lo que puedes hacer en esta ciudad es ver shows –en mi caso aproveché para acudir a LOVE de los Beatles-, comer e ir al casino. Os diré que el capital gastado por mi parte en juego fue de… 1 dólar. No juego ni tengo curiosidad por el azar pero como en esos sitios donde es tradición tirar una moneda a una fuente, en Las Vegas hay que echar algo a una tragaperras y eso hice. A mí que siempre competí para ganar me cuesta entender que a la gente le gusten tanto estas máquinas cuando sabes antes de empezar que vas a acabar perdiendo. Cosas de la vida.

IMG_1993

IMG_1998

Un paso por Las Vegas que me gustó porque de todos los sitios te puedes llevar algo aunque la gran guinda la puso la excursión que hicimos en helicóptero… Eso merece capítulo aparte así que os explicaré con todo detalle en mi next post.


Te interesa:

 

|

Comentarios