*

mujerHoy

On the roof

El blog de Amaya Valdemoro

Amaya-con-gafas

Vista la vista

Amigas, me estoy quedando ‘cegatutis’… Vamos que mi vista está entrando en zona de emergencia.

IMG_2846

Ya me habían avisado de que a partir de los 40 me pasaría, pero no de esta manera y es que ya no veo ni la pantalla del móvil normal. Para ser más clara y concreta, no soy capaz de leer los mensajes de WhatsApp con un simple vistazo. ¡Madre mía, qué nervios, qué ansiedad! ¿Quién me escribe?

IMG_1048

Ahora ya soy incapaz de ponerme a escribir o a leer disimuladamente en mi móvil en cualquier rincón. Castigo divino, fijo. Se dice, se cuenta, se comenta, que me paso demasiado tiempo colgada al teléfono, que tengo ese pequeño defecto que creo que se ha vuelto muy común entre los mortales. La verdad es que este pequeño problema no debe ser tan pequeño cuando ya es mucha la gente que me ha advertido sobre ello y yo me pregunto si este ‘vicio’ no habrá incidido en mi prematura falta de visión cercana. ¿Vendrán de la mano? Da que pensar.

IMG_2883

Yo pongo mis excusas, digo que no paso demasiado tiempo con el móvil, que lo que hago es informarme de las noticias de última hora, escribir mis artículos para El País o los post de este blog. Digo y me creo que es tiempo bien invertido y que sólo cuando estoy en tiempos de espera echo alguna mirada de más a la pantalla. ¡Excusas baratas! La verdad es que ya es un hábito coger el móvil y mirar, y volver a mirar, muy a menudo y no importa donde esté que lo hago y me quedo tan ancha.

IMG_3066

La cosa es que de unos meses a esta parte, digamos que desde ante del verano, he empeorado bastante y cuando miro a la pantalla no la veo, todo está borroso e incluso cuando alargo mis brazos –de longitud considerable-, sigue así. Por las mañanas, y hasta que pasa un largo rato y mis músculos oculares están bien despiertos, me cuesta hasta con las gafas. Ya me río de mí misma por no pensar y venirme abajo con eso de que la edad no perdona.

IMG_6449

IMG_7028

Pero, como todo en esta vida, hay una parte positiva y es que ya no cojo el móvil tanto, voy controlando el tic que comparto con muchos y no paro de enumerarme las razones:

  1. Porque no veo
  2. Porque una es muy suya y ponerme a escribir alargando los brazos y manteniendo la pantalla a dos metros como que no me va.
  3. Me niego a poner más grandes las letras del iPhone como me recomiendan. Ya sería el acabose y el canchondeo entre mi grupito y yo ‘antes muerta que sencilla’.

 

¡Ah!, y otra cosa positiva y que corre a mi favor es que las gafas me encantan  aunque haya quien me diga que la vista queda tristona. No pasa nada, una tiene mucha vida y mucha alegría para contrarrestarlo.

IMG_2542


Te interesa:

|

Comentarios