*

mujerHoy

Espía en Hollywood

El blog de La espía

DL_u044293_009-1

Operación alfombra negra

Como todos los años, la alfombra que se desplegará en el hotel Beverly Hilton de Los Ángeles será roja. Pero es obvio que esta no va a ser una edición cualquiera de los Globos de Oro. Por una parte, porque desde el estallido de escándalo Weinstein, los cimientos de Hollywood se tambalean con la interminable sucesión de casos de acoso sexual. Y por otra, porque las actrices están en pie de guerra y quieren demostrárselo al mundo. Por eso, hace semanas que la “operación alfombra negra” (o #globesblackout) está en marcha. Surgió como una iniciativa semisecreta en el seno del reparto femenino de Big Little Lies, del que forman parte actrices como Reese Witherspoon, Nicole Kidman, Laura Dern y Shailene Woodley.

La idea era sencilla, pero estaba llena de simbolismo: las actrices vestirían de negro en la alfombra roja del primer gran evento de la award season en señal de protesta. Pero la iniciativa derivó en polémica cuando la actriz Rose McGowan, una de las primeras víctimas que acusó públicamente a Harvey Weinstein de haberla violado, llamó hipócritas a sus promotoras. McGowan tachó la protesta de “silenciosa” y señaló directamente a Meryl Streep, acusándola de conocer el comportamiento de Weinstein, algo que la archipremiada y respetadísima actriz negó enérgicamente en una elocuente carta abierta.

Pero a pesar del cruce de reproches, el plan sigue en marcha y se espera que la alfombra roja de los Globos de Oro se tiña de negro el próximo 7 de enero, con el consiguiente reto logístico que eso supone para estilistas, diseñadores y casas de alta costura. Por eso, los showrooms de Los Ángeles trabajan a destajo para surtir a las estrellas de vestidos negros que, pese al tono monocromático del evento, consigan resaltar sobre todos los demás.

De hecho, algunos vestidos que estaban encargados y confeccionados exclusivamente para la ocasión, se quedarán en el armario o se reutilizarán en otros eventos. Aunque la consigna es un desafío para las firmas de alta costura, también es una oportunidad irrepetible para un diseñador de destacar sobre todos los demás. Se espera, además, que las joyas y los clutch tengan un protagonismo especial este año. Lo mismo se aplica al maquillaje y la peluquería.

Y mientras las actrices (y su “glamsquad”) se preparan para sublimar el arte de la reivindicación sin renunciar al glamour, ahora parece que ellos también se sumarán a la iniciativa. La estilista Ilaria Urbinati ha confirmado que todos sus chicos lucirán all-black. Su lista de clientes incluye a Armie Hammer, Tom Hiddleston, Garrett Hedlund, Milo Ventimiglia Dwayne Johnson. Y Michael Fisher, que vestirá a Hugh Jackman o Sam Rockwell, también ha explicado que los suyos secundarán la protesta. Pero esta muestra de solidaridad tampoco está exenta de polémica.

Sobre todo porque, controversia o no, el 90 por ciento de los chicos escogen el tuxedo negro (más zapatos y pajarita del mismo color) para este tipo de entregas de premios. Algunos estilistas han sugerido que podrían incluir pañuelos negros en las solapas de sus chaquetas o incluso renunciar a las camisas blancas y apostar por las negras. Aunque si realmente quisieran mostrar solidaridad con sus compañeras, quizá podrían pasarse al rosa o al morado luciendo alguna “discreta” camisa con chorreras.

Por una vez, a la inevitable pregunta de “¿qué llevas puesto?”, la respuesta no será en clave fashionista, sino política y reivindicativa. Tanto para ellas como para ellos. Pero la iniciativa plantea unas cuantas incógnitas. Por ejemplo, si alguien osará saltarse el estricto código de etiqueta. Quien lo haga, tendrá que explicarlo. Pero también si la protesta se trasladará a la alfombra roja de los Oscars, la gran cita fashionista (y cinematográfica) del año. Lo único que parece cantado es que nadie se atreverá a ponerse un Marchesa, por muy negro que sea.

La marca de Georgina Chapman, mujer (futura ex) de Harvey Weinstein, parece desahuciada entre las estrellas. Entre otras cosas porque durante años el productor obligó a las actrices de sus películas a lucir los vestidos (con sobredosis de brillantina y transparencias) de su señora. Todas estas incógnictas y algunas más se resolverán en apenas una semana. La cuenta atrás para  la “operación alfombra negra” ha comenzado…


Además…

Joe Alwyn: actor, modelo y… novio de Taylor Swift
Las 8 claves de ‘Ocean’s 8’
Síguele la pista a… Timothée Chalamet

 

|

Comentarios