*

mujerHoy

Espía en Hollywood

El blog de La espía

WhatsApp Image 2018-03-14 at 15.40.19 (1)

Algo pasa con Cameron Diaz…

¿Se ha retirado Cameron Diaz? Ese es el rumor que circula en Internet  desde que ayer su amiga, Selma Blair, contara en una entrevista que la actriz había abandonado la industria cinematográfica. Y digo rumor porque la propia interesada aún no se ha pronunciado al respecto… En realidad, Blair estaba contestando a otra pregunta. Un periódico británico la interrogaba sobre la posibilidad de rodar una secuela de la comedia La cosa más dulce, que Blair y Diaz protagonizaron en el año 2002.

“Me hubiera gustado, pero Cameron está retirada. Quiero decir… Ya no tiene que hacer más películas. Tiene una vida estupenda y no sé qué haría falta para que volviera. Está feliz”, contestó Blair. Sus palabras pusieron en marcha la fábrica de titulares y unas horas después, la actriz rectificaba en Twitter: “Cameron Díaz NO se retira de nada. La que me retiro soy yo como portavoz de Cameron Diaz”, zanjaba Blair demostrado sentido del humor.

Sin embargo, y aunque es cierto que su retirada no es oficial, puede que el comentario de Blair no sea totalmente gratuito. Al fin y al cabo, hace una década Cameron Diaz era la actriz mejor pagada de Hollywood (llegó a ingresar más de 50 millones de dólares al año) y ahora, lleva cuatro años sin rodar una película y no tiene ningún proyecto sobre la mesa. Por eso, no es tan descabellado preguntarse qué ha ocurrido en este tiempo o si “algo está pasando” con Cameron Diaz…

Una cosa parece evidente: su relación con el músico Benji Madden ha transformado su vida. Después de salir juntos durante unos meses, la pareja se casó en secreto (y en día de labor) en enero de 2015. Desde entonces, Diaz ha confesado que, por primera vez en su vida, ha experimentado el amor, el compromiso y la devoción por otra persona. Su relación con Madden también ha cambiado radicalmente su forma de ver las cosas y de percibirse a sí misma. En 2012, Diaz dejó al mundo ojiplático al argumentar en una entrevista: “Creo que todas las mueres quieren ser un objeto. Hay cierta parte de ti que, de alguna manera, desea ser tratada como un objeto. Y creo que eso es sano”.

La metedura de pata dio la vuelta al mundo, pero Diaz ha rectificado desde entonces. Y dice que se lo tiene que agradecer a su marido. “A las mujeres se nos convierte en objetos demasiado a menudo. De alguna manera, mi marido ha sido capaz de enseñarme lo que significa formar parte de una relación, ser un igual”, contó el año pasado. Además, según la prensa americana, la pareja estaría tratando de formar una familia. Por eso, en cada una de sus (escasas) apariciones públicas, los paparazzi se afanan en nmortalizar cualquier indicio, a la altura del ombligo, de que un bebé podría estar en camino. De momento, los rumores  son solamente eso.

Pero tampoco se puede negar lo evidente. Después de 20 años siendo una de las reinas de Hollywood, la carrera de Diaz se había estancado y algunas de sus últimas películas (Bad teacher, Annie, Sex Tape…) se estrellaron estrepitosamente en la taquilla y no convencieron a la crítica. Sin embargo, Diaz nunca ha sido una de esas estrellas obsesionada por exprimir al máximo su carrera. Al contrario. De hecho, incluso cuando estaba instalada en la cima de Hollywood, le gustaba tomarse su tiempo entre un proyecto y el siguiente, asegurarse de que tenía tiempo de viajar, de disfrutar de su familia o de practicar sus hobbies.

En realidad, Diaz tampoco ha estado precisamente desocupada. Comprometida con la alimentación y el estilo de vida saludable, en los últimos años se ha convertido en una gurú del wellness con la publicación de dos libros: The body book y su secuela, The longevity book. También ha estado sumergida en su propia búsqueda personal, como confesó el año pasado en una conferencia Goop promovida por su amiga, Gwyneth Paltrow. “Me di cuenta de que no sabía quién era en realidad. Y eso es algo duro de afrontar. Necesitaba sentirme completa”, contó para explicar la razón por la que, hace cinco años, decidió darle la espalda a Hollywood.

Pero una cosa está clara: no hay nada que le guste más a la industria del cine que un buen retorno. Por eso, Cameron Diaz volverá. Lo hará cuando, por fin, haya entendido quién es y se sienta completa. La única incógnita es saber cuándo, dónde y cómo ocurrira.

|

Comentarios