mujerHoy

Maquillaje de estrellas

El blog de Pilar Lucas

Los correctores en barra son ideales para rostros jóvenes como el de la actriz Kristen Stewart, aunque en esta imagen aún se ven sus ojeras. Hay que utilizar un producto con buena cobertura para camuflarlas por completo. Y si son ojeras moradas, mejor utilizar un corrector en tono amarillo. (Foto: Gtres).

Cómo elegir el mejor corrector de ojeras

Un buen corrector puede marcar la diferencia en el maquillaje y la apariencia de cualquier rostro. Es un cosmético imprescindible que se ha convertido en nuestro mejor aliado para disimular y cubrir ojeras, granitos, cicatrices, manchas, rojeces y todo tipo de imperfecciones de la piel. Pero es muy importante saber elegir el adecuado, además de aplicarlo correctamente. Aquí os doy algunos trucos.

Corrector e iluminador: diferencias
-El corrector corrige diferencias de tono de piel. El iluminador sirve para resaltar zonas bonitas o iluminar otras más hundidas. Son instrumentos de maquillaje complementarios pero no deben confundirse. Bien es cierto que hay correctores que tienen partículas reflectantes que iluminan, pero no podemos pretender que un iluminador nos camufle una mancha en la piel.

Tipos de correctores
Barra: cubre bastante bien cualquier imperfección pero hay que aplicar una pequeña cantidad en la zona a cubrir para evitar marcar líneas de expresión y elegir un tono más claro que el de tu piel. Es ideal para cutis jóvenes.
Crema: su cobertura densa es para ojeras e imperfecciones profundas.
Líquido: es el más sencillo de usar y ofrece una cobertura media para tapar ojeras y otras imperfecciones pequeñas. No es muy indicado para pieles grasas.
Polvo: los correctores en polvo no cubren en exceso, pero su textura es buena para tapar granitos en pieles grasas, no muy recomendable en el resto de las pieles porque pueden resecarla.
Mousse: correctores de textura ligera y de amplia cobertura que en contacto con la piel se convierten en polvo.

Tonos
Beige: tono para iluminar e igualar el tono de la piel cubriendo aquellas zonas más oscuras del rostro como las ojeras.
Verde: se utiliza para tapar rojeces, granos y pequeñas cicatrices o venitas.
Amarillo: disimula esas zonas de color más intenso tirando a violeta o morado, es perfecto para tapar ojeras lilosas y hematomas.
Anaranjado o salmón: se usa para camuflar ojeras en tonos más azulados.

Aplicación
– Coge una pequeña cantidad del producto y aplícalo con el dedo anular o con una brocha especial para corrector dando ligeros golpecitos en la zona. Difumínalo bien con movimientos suaves y circulares controlando siempre la presión para evitar arrugas prematuras.
– Para la zona de las ojeras elige el corrector que más se aproxime al color natural de tu piel o en un tono más claro para iluminar tu mirada. Aplica unas gotitas en la parte inferior de los ojos y extiéndelo con pequeños toques sin arrastrar el producto. Es muy importante difuminar los extremos para que quede totalmente adaptado al tono de la piel evitando esos cortes tan antiestéticos.
– Para la zona del contorno de ojos, siempre elige correctores ligeros para que no se cuarteen.
– Es muy importante adecuar el corrector a la edad de la piel. En rostros más maduros hay que utilizar productos más ligeros para evitar que se marquen más las líneas de expresión, que es lo que provocaría uno más denso, yo recomendaría correctores con protección solar a las pieles maduras para evitar las manchas.

Trucos
– Rebajarlo con crema hidratante para adecuarlo al grado de cobertura.
– Hidratar la zona con un pre-corrector rosado o salmón, fundiéndolo con el dedo anular.
– Aplicarlo siempre después de la base, nunca antes.
Bolsas bajo los ojos, en este caso mejor no extender el corrector de ojeras por toda la bolsa, sino solo en la mitad, en la parte interior del ojo donde concentra más pigmento, extender bien a golpecitos para favorecer el drenaje y antes aplicar frío o algún contorno de efecto refrescante para aliviar la congestión y bajar la hinchazón.
– Las ojeras muy azuladas necesitan ser matizadas antes aplicando un pre-corrector que siga las reglas de la teoría del color: los colores complementarios, neutralizan. Cuando hay poca ojera oscura, con un corrector de ojeras dos tonos más claro que nuestra piel o la base de maquillaje que utilizamos, sería suficiente para aportar un poco de luz. Por el contrario, si hay ojeras oscuras que viran al gris, mejor matizarlas con correctores que contengan pigmentos anaranjados o salmón, si las ojeras viran al azul, elige pigmentos amarillos.

Favoritos
– Infalible Corrector de L´Oréal Paris Corrector de larga duración con textura ligera que se adapta a los relieves de la piel y asegura su permanencia durante todo el día. (11,50€ aprox).
– Anti-Cernes Estompeur Multi-Actifs de YSL Antiojeras en textura ligera en barra específicamente adaptada a la sensibilidad de la piel de esta zona. (22,45€ aprox).
– Ceramide Skin Smoothing Concealer de Elizabeth Arden Corrector con ingredientes antienvejecimiento para disimular ojeras y pequeñas imperfecciones y líneas de expresión. (26€ aprox).
– Corrector Stay Natural de Essence. En textura líquida y con aplicador en pincel es perfecto para cubrir imperfecciones y reducir ojeras. (2,50€ aprox).
– Concealer de NARS para camuflar granitos y ojeras. Además, actúa como base para las sombras de ojos. Está enriquecido con vitamina E para proteger la piel y calmar pequeñas rojeces. (22€ aprox).
– Maquicomplet de Lancôme Antiojeras en textura ultracubriente. A pesar de su gran poder de camuflaje, se funde perfectamente con la piel para obtener un resultado muy natural. (33€ aprox).
– Realness of concealness de Benefit .Un kit con todos los correctores que necesitas en versión mini. Desde una crema en color amarillo para párpados y rojeces, hasta un bálsamo rosado para hacer desaparecer bolsas y ojeras, pasando por un embellecedor de labios para rellenar pequeñas arruguitas. (31,50€ aprox).
– Corrector en crema de NYX (Full coverage concealer) buena cobertura e iluminación (6€ aprox).
– Weightless Complete Coverage Concealer de Urban Decay, muy fluido, mucha cobertura y muy natural, no se cuartea (23€ aprox).
– Sisley Phyto Cernes Eclat de cobertura y anti-inflamante (45€ aprox).
– Corrector, Cover Concealer en crema de Eveloom de máxima cobertura e hidratación. (30€ aprox.)

¡Qué seáis muy felices y hasta mi próximo post! XXX

Comentarios