mujerHoy

Miss Experiences

El blog de Inés Sáinz

Miss Experiences. APPrendiendo

APPrendiendo

Si hay un personaje mítico que represente a los emprendedores en España, ése es Juan Palomo, yo me lo guiso yo me lo como. Porque a fuerza de leches aprendes a sortear todo tipo de obstáculos, desde los burocráticos (véase el corto ‘360’ que ya se ha hecho viral) a los mundanos y de infraestructura. Es aquí donde el mundo de los smartphone nos echó una manita y consiguió ofrecernos una gran diversidad de aplicaciones que ayudan a rentabilizar tiempo y esfuerzo. Y a veces hasta dinero!

Todos conocemos y usamos las típicas apps de redes sociales, de gestión de datos, de entidades, de ecommerces… Pero entre todas ellas hay algunas que realmente han llegado a mi vida como agua de mayo, me parecen súper interesantes y una vez que las conoces ya no puedes vivir sin ellas. Siempre que sea un servicio que necesites, claro… que yo la de los parquímetros en Madrid la conozco pero por no tener coche propio no recurro a ella. Por eso, por no tener coche, descubrí algunas de estas maravillas de las que os hablo hoy.

Miss Experience. APPrendiendo

Miss Experience. APPrendiendo

En 2003, Frédéric Mazzella tenía que volver a casa por Navidad y no quedaban billetes de tren. Pensando posibles soluciones le surgió la idea de crear una vía de contacto entre usuarios para compartir coche. Y así nació Bla Bla Car, la mayor app social de viajes en coche compartido del mundo. Presente en 22 paises y con 25 millones de usuarios en todo el mundo, esta app te permite buscar compañeros de viaje para todo tipo de trayectos. Con un sistema muy fiable de valoraciones puedes escoger conductor, de hecho hay incluso posibilidad de elegir coches sólo de ‘ladies’, para las más tímidas o prudentes. Yo, que soy muy vasca, me he liado la manta a la cabeza y confieso que mis viajes a través de Bla Bla Car se han convertido en toda una experiencia. Con ‘Inesadas’ por medio, cómo no… Vamos, que con historias de viajes compartidos tenemos para otro post! Volveremos algún día a ello 😉

Con esa app solucioné mis desplazamientos Madrid-Bilbao. Pero para moverme en Madrid mi querida bici a veces se me queda corta. Viajes a Ikea, visitas a clientes en Alcobendas, tarde de médicos con mi sobrina adoptiva universitaria en Villanueva de la Cañada… Sabía de la existencia del car-sharing y me parecía una idea brillante, pero desconocía su funcionamiento. Me lancé con la app de Bluemove, y por lo que he visto hasta ahora es de lo más práctico, con todo organizado hasta el último detalle.

Te das de alta, recoges tu tarjeta, a través de la app localizas coches libres cerca de ti, reservas y a la hora acordada vas a por él. Te dan la localización exacta y lo reconoces fácilmente por el logo de Bluemove. En la luna delantera tiene una cajita donde pasas la tarjeta y el coche se abre. En la guantera encuentras un datáfono que contiene la llave del coche y una tarjeta de gasolina, y que controla el inicio y el fin de tu trayecto. La primera vez tenía muchas dudas y no sabía si tendría lugar alguna ‘Inesada’… Pero de verdad que es fácil, cómodo y sencillo, y rentable para esos viajes de media distancia que mi bici no puede cubrir. Lo recomiendo.

En otras ocasiones reconozcamos que en Madrid hay que tirar de taxi, y Hailo ha sido un gran descubrimiento para mí. Te registras e introduces tus datos en la app, incluidos los de la tarjeta o tarjetas que quieras usar. Cuando lo necesitas lo pides con un click, y el taxi te localiza por gps, te dice cuánto tarda en llegar, la matrícula del taxi y hasta la identificación con foto y móvil del conductor. Puedes ver hasta un dibujito del coche conforme se acerca. Y es que esta app, además de funcional, tiene un espíritu muy divertido. Pero lo mejor es el final del trayecto: llegas a tu destino y…te bajas. Sin más, sin buscar el monedero en el fondo del bolso ni esperar cien años a que se encienda el datáfono mientras los coches de atrás pitan y tú te vas poniendo locatis. Y ponte aún encima a pedir factura o ticket para justificar el gasto… Pues no, con Hailo pasan el pago directamente a la tarjeta asociada y te envían la factura por email. Como ventajas extras añado que puedes reservar el taxi a determinada hora, y hay servicio para empresas pudiendo cubrir los gastos de sus empleados, y que luego recogen en una única factura mensual. Bueno, y también hay que comentar sus promos y descuentos, y los juegos tan divertidos que organizan de vez en cuando. Somos muy fans, sobre todo cuando a lo largo de este año ya te has roto un dedo del pie y te has hecho un esguince en la rodilla.

Miss Experiences. APPrendiendo

Miss Experiences. APPrendiendo

Y aparcando el tema del transporte, bien traído el verbo, os quería hablar también de Fintonic, la app líder en gestión de los numeritos. Día a día te indica en qué gastas qué cantidad, si sube la hipoteca, el estado de las cuentas, si recibes una transferencia inesperada (si alguien la ha recibido que levante la mano!), tus pagos de impuestos y multas varias… Me resultaba imposible saber dónde se me iba el dinero, por más que intentaba controlarlo, y después de estar usando mil apps de bancos, notas, excel y demás, esta app me parece imprescindible para poder gestionarlo todo en tiempo récord. Que nuestro tiempo es oro, amigos emprendedores.

Por ello también tuve que buscar una manera de rentabilizar el tiempo que dedicaba a todos los perfiles de RRSS. Las grandes compañías se pueden permitir el lujo de contratar a un community manager o una gran agencia para gestionar sus RRSS, pero nosotras tenemos que sobrevivir con nuestros deditos, y eso amigas, al igual que lo de organizar eventos, parece muy divertido peeeeeero… es un engaño vil y cruel, y una vez que empiezas no puedes ni debes parar. Es agotador y lleva mucho tiempo, por lo que buscando una solución di con Hootsuite, app que ahora me resulta imprescindible para manejar los 18 perfiles que tengo entre manos. Todavía tengo mucho que aprender en este terreno, pero contar con todo en una sola plataforma que puedes manejar desde el ordenador o desde el móvil, con todos los paneles a la vista como en Minority Report, pues ya me parece un gran avance.

Y sé que esto no es nada, que hay muchas más app por conocer y descubrir, y más cuando eres una mente inquieta y buscas continuamente fórmulas para ahorrar tiempo y dinero consiguiendo los mismos o mejores resultados. Entre mis próximos retos está descubrir el potencial de Linkedin, del que acepto master class si alguno controla y es un alma bondadosa; dar con un editor de fotos con amplias miras, que me permita hacer todo sin tener que trastear cuatro app a la vez, una para editar, otra para montajes, otra para conseguir un gif. Que por cierto, lo que me gusta a mí un gif, y un buceo en Pinterest, y tantas y tantas cosas que eso ya deben formar parte de otra historia…

|

Comentarios