*

mujerHoy

Miss Experiences

El blog de Inés Sáinz

Hoy es el Día de la Tierra

Amalur

nica foto que sobrevivió al viaje a Minneapolis. Gracias @jmdepablo)

 

Como ya anunciaba el miércoles, esta semana se la dedico a nuestra Amalur (Madre Tierra en vasco) y a la sostenibilidad. Mi activismo medioambiental viene gracias a las marcas de cosmética, y comenzó hace diez años trabajando en Área Comunicación Global. Como una ola llegó a mi vida una de las marcas más interesantes con las que he trabajado: Aveda. A estas alturas ya es una marca establecida y reconocida en España, pero en aquel entonces era una total desconocida.

El equipo en España éramos cinco personas con el apoyo de los americanos, y teníamos que abrir un salón gigantesco en plena ‘Milla de Oro’. Fueron tres años de intensa labor de documentación sobre Medio Ambiente, comercio justo, producción ecológica, viajes, eventos, además de un proceso de redacción de textos y materiales antes de un lanzamiento que, a los que tenemos alma de documentalista, nos encanta.

Cuanto más aprendía más claro tenía que debemos aportar nuestro granito de arena a través de pequeños rituales que poco a poco se convierten en un gesto mecánico: utilizar bombillas de bajo consumo, apagar luces innecesarias, no malgastar el agua, reciclar, reutilizar y rellenar todo tipo de frascos y envases

Con los chicos de Aveda

(Trabajando en la apertura del salón Aveda en Madrid, los tacones pudieron conmigo y me tuve que sentar)

 

Ahora, cada 22 de abril, me acuerdo de aquellos años. Sobre todo de un viaje de prensa con diez periodistas a conocer las instalaciones de aquí al lado, en Minneapolis. El viaje fue una aventura. Para llegar hasta allí dimos la vuelta al mundo coincidiendo en aeropuertos con un recibimiento a soldados que venían de Irak.

Entre otras actividades, vivimos una ceremonia Inipi o sauna india de purificación, allí en bikini sudando la gota gorda delante de jefe y cliente, deseando salir y sin parar de repetir mantras en indio… También estalló un cristal de autobús en mil pedazos encima de una de nuestras periodistas, a la que tuvimos que desnudar en mitad de la autopista para quitarle todos los cristales. A mí me robaron la cámara.

Y ya de vuelta, sanos y salvos, a otro compañero de aventuras se le estropearon todas las notas de entrevistas y explicaciones al abrirse un champú que llevaba en la mochila. Un viaje como para no olvidar, desde luego.

Fue una gran experiencia que marcó un antes y un después en mi vida. Desde entonces me siento a veces como la Señorita Rotenmeyer aleccionando a todo Patxi…

Y es curioso, porque hablando con Luis Guijarro, un periodista amigo de APIA especializado en temas medioambientales, y que vivió conmigo la ‘odisea Minneapolis’, me comentaba que las mujeres tenemos una especial afinidad con la Naturaleza, intentando protegerla y enseñando a nuestro entorno a adoptar hábitos de vida amigables con el medio ambiente.

'Light the way'

(Hay muchas actividades programadas por Aveda para celebrar el mes de la Tierra, podeís consultar su web. Entre ellas está la venta de una vela de edición limitada cuya recaudación donan a Global Greengrants Fund)

 

Y para muestra un botón. Acabo de entrar en el universo de MATARRANIA, una marca de cosmética ecológica española que va a dar mucho que hablar. Su creadora, Evelyn, es mujer, madre, emprendedora y amante de la Naturaleza.

Elabora sus cremas artesanalmente en la comarca del Matarraña (Teruel), una zona que está considerada como una de los más bellas de España, comparándola incluso con la Toscana. Pero dejadme unos meses que consiga ir a visitarla para contaros en primera persona mi experiencia con MATARRANIA.

Un viaje que no supone cruzar el charco, pero sí un gran periplo por los pueblos del Bajón Aragón, y seguro que de él también me traigo en la mochila más de un gran recuerdo y una amplia colección de Inesadas

Matarrania, todo un descubrimiento

|

Comentarios