*

mujerHoy

Miss Experiences

El blog de Inés Sáinz

08_20170808_98_00-bwm

Sí, me gusta conducir y si es un BMW mejor que mejor

Este verano por fin, he podido disfrutar de lo que realmente me gusta, mi hijo y conducir. Por eso estas vacaciones me he organizado un road trip por España y Portugal, mano a mano con el enano. Algo extraño partiendo de la base de que no tengo coche pero después de un año muy, muy duro, necesitaba ver a los amigos que viven fuera de Madrid y disfrutar de ellos con el enano. Así que nada mejor que pasar unas sencillas vacaciones a la aventura. Sin lujos ni yates, ni hoteles con precios prohibitivos y por supuesto lo más lejos posible de lugares como Baleares o Marbella, que todo el que me conoce sabe que me horrorizan, aunque luego se empeñen en llevarme.

Todo aparentemente normal salvo un pequeño detalle, no tengo coche. Me deshice de él hace un par de años cuando me di cuenta que viviendo en el centro de Madrid, era un capricho innecesario. Y para irnos de fin de semana con un autobús o un Bla Bla Car (en mi caso cuando viajo sola), nos apañamos perfectamente. Así que a mediados de julio me encontré que tenía todo organizado salvo el pequeño detalle del transporte. Con un niño de 5 años y tropecientos bultos, esta vez los trenes y autobuses no eran una opción. Pensé que llamando a algún compañero de comunicación de alguna marca de coches solucionaría el problema. Y sí, lo solucionaba. A mi y a las otras tantas personas que se me habían adelantado. Así que me encontré a finales de julio compuesta y sin coche.

Inés Saiz, con un BMW X3

Pero si algo tengo en la vida son recursos, contactos y una estrella gigante, que trajeron a mi vida a Carlos de Auto Premier BMW. Me dijo que no me preocupara, que él me dejaba un coche. Yo estaba tan agradecida que no necesitaba saber ni qué coche era ni si era nuevo, viejo o de tercera mano. Pero llegado el momento y pensando en escribir los posts del viaje, necesitaba saberlo para estudiarme la marca, sus orígenes, últimos modelos y todas esas curiosidades que para los que trabajamos en comunicación, es básico que conozcamos. Casi me caigo redonda cuando me dijo que era un BMW X3. No hace falta saber mucho de coches para ver que el enano viajaría súper cómodo en un cochazo y yo súper tranquila después de 3 años sin conducir.

Los que me conocéis desde hace años sabéis que soy hija de emprendedores, que mis padres tenían varias tienda de vestidos de novia en Bilbao donde comenzó mi pasión por el mundo de la moda. Pero lo que muchos no sabéis, es que antes de este negocio tuvieron ceca de 15 años varias autoescuelas. Me atrevo a decir que mi madre en los años 70 fue de las primeras mujeres en España en tener todos los permisos de conducir. Autobús, camión, camión con remolque… Era necesario para poder regentar este tipo de negocio. Por supuesto nunca ejerció, porque el machismo de la época no iba a consentir que una mujer enseñara a un hombre a conducir, pero olé sus pantalones que la tía superó todos los exámenes para dirigir junto con mi padre las autoescuelas.

08_20170808_98_02-ok

Foto: Mateo Martín Sainz

Así que la moda y el motor corren por mis venas por igual y con mi apellido que algo ayuda, imaginaros la ilusión que tenía en el cuerpo por hacer este viaje con mi hijo, probando semejante cochazo. El dos de agosto Carlos, que es todo un caballero, me entregó en el coche en la puerta de casa y con todo el cariño del mundo me dijo que lo disfrutara y que no me preocupara por nad

Dicho y hecho. El pequeño Mateo y yo pusimos rumbo nuestro destino secreto en el Alentejo portugués. Cuando abandonamos las cómodas autopistas y llegó el turno de hacerse 150 km por esas carreteras locales portuguesas sin sentido; mal peraltadas, llenas de badenes y con estrechamientos por sorpresa en mitad del trazado, agradecí a Carlos, a mi amigo Javier que nos puso en contacto y a Dios, viajar en un coche tan seguro, además de sencillo y fácil de conducir; con un navegador tan intuitivo, que reduce las distracciones a cero. Se nos pasó el viaje en suspiro.

La siguiente etapa será por tierras vascas. Allí pondré el X3 a prueba por montañas, barrizales y amigos muy expertos en coches que me darán su opinión.

|

Comentarios