mujerHoy

Patry Fit Style

El blog de Patricia Montero

La Osteopatía Infantil hace 'magia' con el bebé

La ‘magia’ de la osteopatía infantil

Como la mayoría de bebés, Lis ha sufrido los dichosos CÓLICOS DEL LACTANTE, y nosotros hemos sido unos de esos papás desesperados en busca de “la solución”, probando varias cosas, hasta que dimos con la OSTEOPATÍA INFANTIL.

Sin duda ha sido la solución. En cuatro sesiones habían desaparecido los gases y las molestias. Lis estaba mucho más tranquila, no sufría la crisis nocturnas y dormía mejor. Es por eso, que empecé a interesarme por los beneficios de la osteopatía infantil, ya que no solo es capaz de quitar gases. Tiene infinidad de posibilidades de tratamiento para muchísimas cosas, que yo desconocía totalmente.

En el post de hoy, de la mano de Sergio Peinado Sancho, Osteópata especializado en embarazadas, bebés y niños, conoceremos de primera mano todo acerca de la Osteopatía Infantil.

 

Sergio Peinado, Ostéopata Infantil en Bmum

“Nací hace 26 años tras un parto complicado. Mi madre y yo tuvimos que hacer un gran esfuerzo para que pudiese nacer ya que me quedé encajado en su pelvis. Para ayudarme a ‘salir’, el ginecólogo tuvo que utilizar una ventosa y tirar de mi cabeza hacia afuera dejándola bastante “deformada”. Al cabo de un rato se acercó el pediatra a evaluar mi estado y colocó los ‘huesos’ de mi cabeza con sus propias manos. También vio que mi pie derecho se encontraba ‘metido’ hacia dentro y aunque en el momento no le dio importancia por si se corregía solo, a los 13 meses tuvieron que ponerme una escayola para corregirlo, justo cuando comenzaba a andar.

Mi madre siempre ha comentado el disgusto que sintió cuando me pusieron la escayola y por supuesto, el que me llevé yo también. Imaginad la incomodidad que debe suponer para un bebé llevar algo que pesa, aprieta y que le hace moverse con dificultad.

Es una pena que la Osteopatía Infantil apenas se conociese por aquel entonces porque estoy convencido de que si hubiese recibido unas sesiones después del parto para aliviar la presión de mi cráneo y normalizar las tensiones fasciales originadas intraútero (que habían hecho que mi pie se ‘torciese’), posiblemente hubiera evitado el uso de la escayola y ahora no tendría una leve plagiocefaliaizquierda ni presentaría una actitud escoliótica.”

Todos estos pequeños detalles, que en mi caso no representaron ningún problema de salud importante, son motivo de sufrimiento para los bebés y los papás. Además, pueden hacer que el futuro niño y adolescente desarrolle disfunciones más importantes del crecimiento. Por ejemplo, una plagiocefalia puede provocar una escoliosis debido a las compensaciones que realiza el cuerpo para corregir esa asimetría. Otro ejemplo podría ser la predisposición a desarrollar una hernia de hiato por las tensiones ascendentes en el cardias que genera elreflujo gastroesofágico.”

 

Como en el caso de Sergio, con la Osteopatía se puede ayudar a prevenir todas estas disfunciones y aliviar y mejorar tanto la salud de los bebés como la de nosotras las mamás, antes y después del parto.

3-Osteopata

¿En qué consiste la osteopatía?

La Osteopatía fue creada hace casi 150 años por Andrew Taylor Still, un médico estadounidense que tras perder a tres de sus hijos y a su esposa por enfermedad, decidió abandonar la práctica médica de aquella época y se dedicó a estudiar las conexiones anatómicas existentes en el cuerpo con el objetivo de poder entender cómo se producían las enfermedades y así poder curarlas.

Observó que un tejido al que conocemos como fascia, de apariencia membranosa, conectaba todos los rincones de nuestro interior. Este tejido actúa como un ‘esqueleto blando’ que da forma, sostén y protección a todo el cuerpo, incluso a nivel microscópico, permitiendo los pequeños movimientos fisiológicos como el latido del corazón y la expansión de los pulmones al respirar.

Por lo tanto, es de vital importancia mantener en buen estado la fascia para que el resto de sistemas puedan funcionar correctamente. Para conseguirlo, Still desarrolló 4 leyes, a partir de las cuáles basó su propio sistema de diagnóstico y tratamiento osteopático mediante la palpación manual:

1ª – La estructura gobierna la función: Esto significa que una estructura debe conservar su movilidadpara funcionar correctamente, por ejemplo, un bloqueo vertebral puede provocar una disfunción respiratoria, cardíaca, digestiva, circulatoria, emocional, etc.

2ª – El cuerpo es una unidad:Todas las partes del cuerpo son dependientes entre sí, si existe un problema en una de ellas, el resto sufrirá adaptaciones y se verán afectadas en función del tiempo y del problema que sea.El cuerpo funciona como un todo.

3ª – La autocuración: El cuerpo posee todos los remedios para curarse y protegerse de agentes externos (homeostasis) aunque para hacerlo, debe estar en equilibrio.

4ª – La regla de la arteria es absoluta: La sangre transporta todos los nutrientes, hormonas, defensas, etc, necesarias para la vida. Por lo tanto, un bloqueo de la calidad o de la cantidad del riego sanguíneo provocará disfunciones en los tejidos a los que irrigue.

La Osteopatía, una ciencia fundamental

¿Cómo puede ayudarnos la osteopatía a nosotras y a nuestros hijos?

La Osteopatía puede acompañarnos durante todo el embarazo:

  • Desde el inicio de la gestación, el nuevo embrión va a establecer un ‘vínculo’ muy especial con la madre. Esto quiere decir que cualquier situación estresante para nosotras, lo será también para bebé. Con la osteopatía se puede relajar tanto la tensión musculoesquelética como la víscero-emocional. Por lo tanto, será conveniente realizar revisiones osteopáticas periódicas al igual que se hace con el ginecólogo.
  • Durante la gestación suelen producirse presiones intrauterinas que mantenidas en el tiempo pueden originar compresiones en el feto, especialmente en el cráneo, la columna y las extremidades. Desde la osteopatía se trabaja a nivel preventivo, para reorganizar las tensiones del feto y evitar posibles deformidades, y a nivel paliativo, para evitar o disminuir dolores y disfunciones en la embarazada.
  • Antes del parto se realiza una ‘puesta a punto’ para normalizar cualquier restricción biomecánica articular o tensional que pueda dificultar el parto, especialmente a nivel lumbopélvico y abdominal y, por supuesto, relajar el sistema nervioso central para que demos a luz lo más tranquilas posible.
  • Durante el parto se acompaña a la embarazada y se interviene si se diese el caso, como por ejemplo, en algún problema biomecánico que pudiésemos solucionar/mejorar o para calmar y relajar a la futura mamá.
  • Después del parto es importante realizar una evaluación osteopática en el recién nacido para aliviar cualquier presión o sufrimiento que haya sufrido durante el parto y detectar posibles disfunciones y/o predisposiciones lesionales. En el caso de la madre, sería para reorganizar las tensiones víscero-abdominales, normalizar las disfunciones que se hayan producido durante el parto y relajar el sistema nervioso central para ayudar al correcto funcionamiento del resto de sistemas.

 

4-Osteopata

¿Qué patologías y disfunciones trata la osteopatía?

  • LA OSTEOPATÍA INFANTIL/PEDIÁTRICA:

– Alteraciones craneales: Plagiocefalia, braquicefalia, escafocefalia

– Alteraciones digestivas: Cólicos del lactante, reflujo gastroesofágico (RGE), estreñimiento, gases, problemas de succión y de deglución…

– Alteraciones nerviosas: Parálisis braquial obstétrica, parálisis facial, compresiones de los pares craneales…

– Alteraciones emocionales: Nerviosismo, insomnio, ansiedad, irritabilidad, hiperactividad…

– Alteraciones respiratorias: Bronquitis, bronquiolitis, asma…

– Alteraciones musculoesqueléticas: Tendinitis, esquinces, contracturas, escoliosis, problemas en las caderas, rodillas, pies

– Alteraciones ORL y oftalmológicas: Otitis, estrabismo, cierre del lacrimal…

  • LA OSTEOPATÍA GESTACIONAL/OBSTÉTRICA: 

– Alteraciones craneales: Migrañas, cefaleas, náuseas…

– Alteraciones digestivas: Estreñimiento, acidez, reflujo gastroesofágico (RGE),gases…

– Alteraciones nerviosas: Ciática, neuralgias intercostales, síndrome del túnel carpiano.

– Alteraciones emocionales: Ansiedad, depresión, miedo, nerviosismo, insomnio, estado anímico bajo, agotamiento…

– Alteraciones musculoesqueléticas: Pubalgias, dorsalgias, lumbalgias, cervicalgias, contracturas, tendinitis, sacroileitis, metatarsalgias, contracturas

– Alteraciones vasculares: Piernas hinchadas, edemas, congestión pélvica…

– Dar la vuelta al bebé cuando no está en posición cefálica.

5-Osteopata

Algunas conclusiones

La Osteopatía es una terapia manual que nos produce extraordinarios beneficios  antes, durante y después del parto mejorando la calidad de vida tanto de las mamás como de nuestros peques.

Realizar una evaluación osteopática después del nacimiento es un “verdadero regalo” tanto para nosotras, como para nuestros hijos y debería ser algo protocolario e incluido en el sistema sanitario -en España- al igual que sucede en otros países de Europa. Los niños que se tratan con Osteopatía son más tranquilos, tienen menos traumas y gozan en general de mejor salud. Un estudio científico realizado en EE UU por la Dra. Viola Frymman (pionera en el campo de la Osteopatía Infantil) con más de 2.500 niños, determinó que el 88% de los niños sufren secuelas del parto y deberían recibir sesiones de osteopatía.

 

Mi experiencia ha sido maravillosa y ‘mágica’ con Lis, y solo os puedo recomendar probarlo y conocer más acerca de la osteopatía. Por supuesto, siempre en manos de profesionales y gente capacitada para ello. Mi centro de referencia en Madrid, ha sido la Clínica Bmum y Lis ha estado en manos de Abi y Sergio. ¡GRACIAS chicos por cuidarnos y tratarnos tan bien! :-)

Que tengáis un bonita semana. Nos vemos el jueves con nuevo post.

Mil besos

Patry

 

AGRADECIMIENTOS:

Comentarios