*

mujerHoy

Patry Fit Style

El blog de Patricia Montero

Portada

¡Mi reto continúa en MasterChef Celebrity 2!

Bueno amigos, ya estamos a puertas de arrancar el 4° programa de esta 2ª edición MasterChef Celebrity.

Os contaré que yo no esperaba llegar hasta este punto. Ni de broma. Pero algo cambió en el último programa, como sabéis.

Foto-1

(Camiseta ‘Soy Fan De La Vida’ de By Nerea, Vaqueros Diesel y Zapatillas Pikolinos)

Empecé mi andadura por Master Chef perdida, confusa con la dinámica del concurso. Con miedos a la hora de hacerlo mal, con falta de confianza… Eso si, desde el minuto uno con unas ganas locas de APRENDER, crecer como cocinera y sobre todo, pasármelo bien.

No era una experta en cocina cuando llegue al programa pero sabía cocinar bastante más de lo que aparece en él. Los nervios, el directo y la presión te juegan tan malas pasadas, que parece que no sabes cocinar…

Por no hablar de las pruebas de exteriores y dar de comer a 100 personas. Ahí ya directamente es que pareces que no has frito un huevo en tu vida. De la cocina vegana, ni os hablo… Pobre Alejandro Sanz… Algo pudo comer, pero… ¡Se lo pusimos difícil!

Foto-2

No os podéis imaginar la dificultad de cocinar para tanta gente, calcular las cantidades… que los platos salgan calientes y en hora… ¡Es una auténtica locura!

Foto-3

En el último programa… Me enfrenté a una de las pruebas más duras que he vivido en mi andadura por Master Chef Celebrity. La prueba de ‘La Subasta’. Tenía pánico a que llegara el momento de cocinar casquería, porque fue lo que salió en la anterior edición, y me da mucho ‘respetito’  pero las cabezas ya… ¡No puedo con ellas! ¡Y ahí va! ¡Cabeza de cerdo para mi!

Foto-4

Cocinarla era un reto, tenía que aparcar traumas e intentar sacar un buen plato… Diciendo adiós a mis prejuicios…

Llevaba unas semanas trabajando con el chef Aurelio Morales en su restaurante, Cebo Madrid y aunque mi cabeza (nunca mejor dicho ), era una olla express de información, pude tirar de recursos y sin saber muy bien cómo, surgió una idea.

Foto-5

Tener más tiempo que mis compañeros me ayudó a poder parar a pensar unos minutos en que cocinar y como emplatar. Finalmente, decidí combinar el cochinillo (que tras cocinarlo en olla express lo hice crujiente en sartén), con perejil crujiente y una base de causa limeña ( es un tipo de ‘puré de patata’ con cítricos, peruano). Montado en un Timbal que terminé con una de las orejas del cochinillo encima, (previamente metida en el horno, que quedó tostadita y crujiente), para que estuviera muy presente la cabeza en el plato.

Foto-6

Para mi sorpresa, el jurado valoró muy bien mi plato, además de tener en cuenta en la deliberación, con unas emocionantes palabras (literalmente, porque consiguieron saltarme las lágrimas), el esfuerzo que hice para superar mi ‘trauma’.

Foto-7

En MasterChef no solo cocinamos, también nos enfrentamos a retos cada vez más complicados y exigentes. Pruebas que nos ponen al límite, que nos hacen superarnos a nosotros mismos, haciendo platos que no quiera sabíamos que seríamos capaces.

La última valoración me ayudó a confiar un poquito más en mí como cocinera, y a confirmar una vez más, con esfuerzo y pasión, el trabajo se ve recompensado. Fue muy gratificante para mí y solo os diré que marcó un antes y un después en mi paso por el programa.

Foto-8

Os avanzo que el programa de mañana viene cargado de más emoción. Probablemente, fue la prueba de eliminación más triste que he vivido en mi aventura de MasterChef.

Nos vemos mañana, a las 22:30 en La 1 de TVE. ¡No faltéis!

 

Mil besos

Patry


Te interesa:

|

Comentarios