*

mujerHoy

El punto P

El blog de El punto P

Brad Pitt

¿Por qué ellos no se disfrazan?

Cumpleaños, despedidas de solteras, Navidades, Carnaval… A lo largo del año son muchas las fiestas temáticas a las que asistimos. Todos nos quejamos de que es una americana, sin embargo, cada vez más gente celebra Halloween y el 31 de octubre se apunta a la fiesta.

Como es habitual, nosotras acudimos a las fiestas de disfraces o eventos en los que se exige un ‘dress code’ específico acompañadas de nuestros “ellos” vestidos como cualquier día normal. ¿Miedo al ridículo? ¿Timidez? ¿Falta de seguridad? Aunque poco a poco la cifra ha ido aumentando, aún son muchos los que rechazan la mera idea de cambiar de aspecto aunque solo sea por un día. Tratan de no llamar la atención, pasar desapercibidos y que todo el interés recaiga en sus acompañantes.  

En el extremo opuestos, nos encontramos con los que en caso de aceptar disfrazarse, la elección más frecuente es de mujer con aspecto de vida ligera, enfermera o viuda. La sociedad es demasiado comedida respecto a la expresión de la afectividad masculina. Muchos se visten de mujer por jocosidad y porque despierta en ellos cierto morbo sexual. Ya sabemos que este tipo de celebraciones se caracterizan por ser liberadores de roles y estereotipos.

Por otro lado, los más frikis optan por un disfraz barato que oculte la mayor parte de cuerpo y rostro (por ejemplo los personajes de ‘Star Wars’) aprovechando éxito de alguna película o serie de moda. La estética y el buen gusto pasan a un segundo lugar y se centran en que sean divertidos y llamativos. 

No te angusties si ya lo has intentado todo y no consigues convencer a tu chico para que luzca un atuendo que cumpla tus expectativas. Disfrazarse es la excusa perfecta para ser originales, perder la vergüenza y pasar un buen rato.

¡Qué nada ni nadie le fastidie la fiesta! 

|

Comentarios