*

mujerHoy

Beauty-click

El blog de Stefanie Milla

SO2017_13_0003-rec

6 ideas para cuidar el contorno de los ojos

A estas alturas, no le vamos a explicar nadie que si hay una zona de ¡todo! el cuerpo que delata y chiva tanto el paso del tiempo como el cansancio ésta es, sin duda, el contorno de los ojos. ¿Qué hacer entonces para cuidarla? Hay una receta obvia: usar crema específica para el contorno desde los veinte años – dos veces al día mejor que una – pero hay otros trucos que ayudan a cuidar esa piel tan fina y delicada.

– Las gafas de sol – y cuanto más grandes, mejor – son un excelente escudo solar. Al fin y al cabo, el cristal tiene filtros que actúan como tales, y no sólo protegen los ojos, sino también la piel que los rodea.

– Quién lo diría, pero… las gafas de sol ¡hidratan! Sí, como suena. Y es que, al formar una especie de cúpula en torno a la cuenca, forman un microclima que favorece la acumulación de agua en ese espacio que la rodea.

Aplicar crema es esencial. Y ya. Y no hace falta dar más detalles, que además ya lo hemos dicho antes. Pero vamos a insistir, porque la piel del contorno no es sólo la más fina de todo el cuerpo, sino que, además, es de las más secas. Así que toda ayuda es poca. Dicho queda.

– Y una vez establecida la importancia de usar crema para el contorno, pasemos al siguiente punto: cuantas más veces la usemos, mejor. ¿Mañana y noche? Genial. Pero… si sientes esa piel seca durante el día, no dudes en aplicar más crema a lo largo de la jornada. Sí, por encima del maquillaje y todo.

– No sólo es importante aplicarse crema (lo hemos contado ya, ¿verdad? Bien, pues no nos cansaremos de repetirlo…), sino que es vital hacerlo bien. Es decir: nada de frotarse los ojos como un niño pequeño cansado (una forma estupenda de tirar de esa piel tan fina innecesariamente), sino que nada como extenderla mediante suavísimos toquecitos. Tap, tap, tap. Suavidad, por favor.

– ¿Quieres regalar algo especial al contorno? Una vez cada dos o tres días, aplica más cantidad de crema de lo habitual y hazla penetrar mediante un suave masaje. (Lo dicho, siempre sssshuave – sssshuave… ).


Además…

Buttery Blonde, el rubio más de moda
Todos los secretos del rizo más buscado
Cuidado con el “vicio” del champú seco

|

Comentarios