*

mujerHoy

Adictas al amor

El blog de Personal Lover

elvis-marilyn

¡Que vivan los novios (en Las Vegas)!

¡Qué envidia ver a Eugenia Martínez de Irujo y su novio, Narcís Rebollo, casándose en Las Vegas! Y no lo digo por el bodorrio, que aunque mis hermanas se resistan a creerme no me interesa lo más mínimo, sino porque me parece la mejor forma de convertirse en una mujer casada. En caso de querer hacerlo, se entiende. Básicamente por dos razones:

1.Te ahorras todo. Y cuando digo todo es todo: el vestido, las pruebas de maquillaje, el banquete–suena fatal pero es lo que hay–el rompecabezas de las mesas, la pesada de la suegra, los nervios… Hasta el viaje de novios. Porque ya que estás por la zona te das un garbeo por California, que es un planazo. Y si, además, echas un dólar en una tragaperras en estado de gracia quizá te hagas rica.

2.Siempre puedes arrepentirte. He hecho las averiguaciones pertinentes y la ceremonia no vale para nada si no la validas en el consulado español más cercano. Así que si al día siguiente te quieres tirar por la ventana “lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas” y asunto resuelto.

Eugenia no ha confirmado si lo suyo con Narcís, vestidos de Marilyn y Elvis, ha sido el colofón perfecto a una noche de juerga ohabemus Duque de Montoro consorte. Pero ni falta que hace. Porque solo con desquitarse de aquel bodorrio con Francisco Rivera y toda España por testigo le habrá merecido la pena. Seguro que la Duquesa de Alba, donde quiera que esté, estará pensando “esa es mi niña”.Y me atrevo a asegurar que sus amigos, exceptuando aquellos que matan por estrenar un tocado o un chaleco, también le agradecerán que se haya casado a 10.000 kilómetros y por sorpresa. Porque hay bodas que, si pudieras, renunciarías amablemente a la invitación. Como si fuera una herencia envenenada. O te inocularías una oportuna gripe.
Siempre se agradece una boda original pero de ahí a tener que pedir un crédito para poder asistir a los fastos y no saltarse el dresscodehay un abismo. “Sara y Adrián tienen el placer de invitarle a la ceremonia que tendrá lugar en Mikonos (Grecia)…”. ¿Mikonos? ¡Pero si él es de Almería y ella de Bilbao! ¿A mí que me importa que se conocieran en esa isla en el fragor de un Erasmus? Y aquí hago un inciso y aprovecho la oportunidad para confirmar que las ceremonias en la playa ya están muy vistas. Que la arena es un incordio y todo el mundo se muere de frío. Dicho lo dicho, ¡quién fuera Tamara Falcó y tuviera una hermana que corra con todos los gastos de una boda en el Caribe!

lasvegas

Muchos han sido los que han decidido sellar su amor en Las Vegas. Entre ellos, Paul Newman y Joanne Woodward, que estuvieron 50 años casados hasta la muerte del actor; Frank Sinatra y MiaFarrow, que se separaron poco después; los tenistas Andre Agassi y Steffi GrafPamela Anderson se casó por tercera vez con Rick Salomon allí mismo; la cantante de las SpiceGirls, Mel B, con Stephen Belafonte, del que se ha separado recientemente; Carmen Electra y Dennis Rodman, que tan sólo estuvieron casados 9 días; o la boda de Britney Spears con un amigo de la infancia llamado Jason Alexander que se anuló 55 horas después debido a que los dos se casaron tras una noche de fiesta.


Además…

Papá, mamá, os presento a mi novio
El móvil: arma de destrucción masiva
¡Con lo bien que se vive sola!

|

Comentarios