*

mujerHoy

Adictas al amor

El blog de Personal Lover

amor-personal-lover

Amor, reivindicación y Oscars

Desde hace ya varios años dos amigas y yo no faltamos a nuestra cita con los Oscar. Quedamos en mi casa tras haber hecho un avituallamiento digno de amenaza de huracán, y nos sentamos en el sofá dispuestas a pasar varias horas sin dejar que reine el silencio ni medio segundo. Un par de años se unieron a la fiesta varios incautos pero no repitieron experiencia. No me hizo falta preguntarles por qué.

looks-oscar

Los comentarios van de más a menos frívolos. Empezamos con los modelitos, el pelo y el maquillaje, seguimos por el/la acompañante y terminamos hablando de cine, compromiso, diversidad… Porque sí, aunque no os lo creáis, a las seis de la mañana el cuerpo nos pide elevar el tono del discurso. Pero este año, a petición propia –que para eso soy la anfitriona– nos hemos centrado en el amor que flota en el aire entre premio y premio. Y estos han sido los hits sentimentales (y reivindicativos) de la noche:

1. Todas queremos un marido como el de Meryl Streep, el escultor Don Gummer, que deja todo el protagonismo a su mujer año tras año. Y ya van, ni se sabe…

2. Algo parecido podemos decir del cineasta Joel Coen, marido de Frances McDormand. Inteligente, atractivo y el perfecto contrapunto relajado a la “hiperventilada” actriz.

3. Mejor solas que acompañadas. Quién sabe si por el ambiente subversivo de la noche, la mayoría de las celebrities posaron en la alfombra roja en perfecta armonía consigo mismas. Ni rastro de las parejas de Nicole Kidman, Paz Vega, Margot Robbie, Salma Hayek, Viola Davis, Emma Watson, Allison Janney…

4. Qué pena que el amor no haya traspasado la pantalla porque la pareja formada por Timothée Chalamet y Armie Hammer, protagonistas de ‘Call me by your name‘, fue la más glamourosa de la noche. 

5. ¿Por qué ellas se empeñan en operarse hasta hacerse irreconocibles cuando sus “partenaires” presumen de arrugas sin complejos? Propongo que el año que viene el movimiento Time’s Up (Se acabó) lance sus dardos a la cirugía estética.

6. Si todavía no la has visto, no te pierdas ‘La gran enfermedad del amor‘. Nominada al mejor guión original, no consiguió la estatuilla, pero descubrimos que sus autores son un matrimonio interracial que plasmaron su historia real en la película. Para seguir creyendo en el amor…

PD.: No, no soy una “esquirola”. Hoy es 8 de marzo, día de la mujer trabajadora, y servidora ha decidido secundar la huelga, así que este post lo escribí ayer y la presente jornada la dedico a reflexionar. Y descansar, que me lo merezco…


Además…

Sí, él es más joven. ¿Y qué?
Sí, mi mamá tenía razón
Parecían tan felices… Parte 2

|

Comentarios