mujerHoy

Taller de Lectura

El blog de Mara Malibrán

taller-de-lectura

El dolor de los refugiados contado a los niños

La literatura no tiene más que abrir los ojos, contemplar la realidad, también la insoportable, y convertirla en palabras. Refugiada, por ejemplo, es una de esas palabras que no necesita presentación.

Pertenece ya a nuestro vocabulario habitual, tanto es así que lleva el peligro de gastarse y convertirse en aséptica. Pero todavía, afortunadamente, conmueve, continúa siendo una palabra cargada de realidad, de sentimientos y de emociones.

A principios del pasado año, más de 150.000 refugiados entraron en Europa. Recuerden las imágenes. Familias enteras, fantasmas desolados, niños, mujeres, viejos y hombres vagando sin rumbo en medio del invierno. Y nosotros, contemplándolos cómodamente desde el sofá de nuestras casas, junto a nuestros maridos o mujeres, solos o rodeados de nuestros niños y, eso sí, de nuestro insultante confort. Muchas veces, evitamos a los más pequeños esas imágenes. Nos decimos que herimos su sensibilidad, que son inmaduros, que se pueden traumatizar, que es insoportable la visión, aunque sea a través de la pantalla, de tanta penuria. Y sin más, hemos cambiado el canal, apagado la tele, y a otra cosa mariposa. Cuando la realidad no es visible, deja de existir y parece que la mala conciencia vuela con ella.

¿Es bueno que los niños conozcan lo que está sucediendo? ¿Es bueno que sepan, por ejemplo, que según Acnur, más del 70% de la población siria, catorce millones de personas, de los cuales la mitad son niños, 7 millones, han tenido que abandonar sus casas? ¿Qué hay niños como ellos que tenían una familia y un país, y que ahora no tienen nada, que están solos y abandonados?

Tessa Julià y Anna Gordillo piensan que sí, que es bueno, y por eso han escrito e ilustrado respectivamente este maravilloso libro, “Refugiada, la odisea de una familia”, de la Editorial La Galera. Una niña desconcertada, la protagonista del relato, nos lleva de la mano por la historia de su familia y nos pregunta por qué; por qué sucede este drama, por qué tanto dolor.

Un álbum emocionante, un estupendo regalo para cualquier niño de cinco, seis, siete, ocho años o más. Un libro que le llegará hondo, le abrirá los ojos y el entendimiento, agudizará su sensibilidad y su inteligencia; y, además de agitarle el espíritu y la conciencia le llevará a participar afectivamente en una realidad ajena a sí mismo. ¿Existe alguna otra dimensión que conlleve para uno tanto beneficio?


 Seguro que también te interesa:

 

|

Comentarios