*

mujerHoy

Total Beauty

El blog de Ana Parrilla

Una chica echándose espuma en la cara

Cosmética ‘mousse’, más que un capricho de temporada

Es suficiente con observar los estantes de productos de cosmética para darse cuenta de que la textura en espuma va abarcando cada día más gestos de belleza. Por su delicadeza, suavidad y acabado sedoso, es una de las texturas más agradables para la piel, por lo que ha conseguido ser una tendencia ‘beauty’ en alza, sobre todo cuando el calor aprieta. Si hasta hace poco era normal su uso como limpiadora facial y moldeadora del cabello, ahora aparece en otros tratamientos como agua micelar, crema de manos, exfoliante, gel o loción corporal. Cuando nos referimos a una textura en espuma, hablamos de una emulsión bifásica, donde la fase dispersa es el aire u otro gas, y la interna es un polvo o líquido. Para distinguirlas, una ‘mousse’ (traducción en español de espuma) es un formato más ligero que la espuma.

Según estudios de mercado, la textura de un cosmético resulta un factor clave para las consumidoras a la hora de decidir si un producto entra a formar parte de su rutina de belleza. Este es el motivo por el que los laboratorios cosméticos no cesan en la investigación y desarrollo de nuevas texturas para introducirlas en sus productos de tal forma que su aplicación se convierta en una experiencia excitante e incrementar las posibilidades de su compra.

espuma

La textura “mousse” es una de las tendencias más potentes del mercado, y las marcas la presentan en muchos y diferentes tratamientos cosméticos.

Por regla general, los cambios de estación y el ir cumpliendo años, modifican los gustos y predilección de texturas cosméticas. Para las pieles más jóvenes y en temporadas cálidas, los geles, lociones y espumas son favoritas; en épocas frías y a edades maduras, las texturas predilectas son más untuosas y compactas. Sin embargo, ante las nuevas propuestas, son muchas las consumidoras que se mantienen fiel a este tipo de textura durante todo el año, y sea cual sea su edad. Es un hecho que las espumas ganan espacio en el neceser porque han demostrado ser eficaces para depositar en la piel las propiedades de los principios activos y  ejercen un placer sensorial muy superior al de otras texturas cosméticas.

¡Atención! No se recomienda conservar en frío porque puede alterar sus ingredientes. También un exceso de calor, un producto caducado y viajar en avión (por la presión) puede licuar cualquier producto cosmético en espuma.

Aquí tienes 15 productos espumosos para que disfrutes de las burbujas cosméticas.

Seguro que también te interesa…

|

Comentarios

Twitter Mujerhoy Please fill all widget settings!
Please fill all widget settings!