mujerHoy

Comerse el mundo

El blog de Raquel Sánchez Silva

Raquel Sánchez Silva, junto al cartel de la obra de teatro Lluvia Constante

Tensar el escenario

No es solo una sensación o un comentario eufórico de alguien que ama la escena: El Teatro en Madrid vive un momento que, de prolongarse, puede convertirse en único. Una noche más, voy al teatro y me encuentro la sala llena. En esta ocasión, he elegido Lluvia Constante, la adaptación de David Serrano capitaneada en el escenario por dos grandes como Roberto Álamo y Pepe Ocio. Ellos, dos amigos, dos policías, compañeros.

Sirva como referencia que en Broadway fueron Hugh Jackman y Daniel Craig los encargados de contar esta historia de traición y relevos.

Cartel de la obra de teatro Lluvia Constante en el teatro bellas artes de madrid

Es una obra dura, dos hombres, dos actores y esa soledad de quien tiene que reconstruir mucho más que historias, escenarios. Escenarios, permitidme el adelanto, violentos. ¿Y hay algo  que agote más que la violencia aunque solo sea relatada? 

Al final de la obra, le pregunté a Roberto Álamo: ¿No estás agotado? Han sido casi dos años con este policía en el cuerpo -pensé-, este personaje delirante y asumo que extenuante. Ha sido difícil -me reconoció. Cambiamos de tema rápido, dejando atrás la acción de ese sábado en el que, además, había dos funciones.

Prepárate un discurso, hazme caso- le dije entre risas.

Raquel Sánchez Silva, frente al cartel iluminado de 'Lluvia Constante'

Nos despedimos en la Gran Vía.

Roberto ha ganado todos los premios en los que ha competido por su perfecta interpretación de un policía incapaz de controlar su ira en la película Que Dios nos perdone. Puede que dentro de unos días levante un Goya frente a otros muy grandes y rotundos en sus interpretaciones como Antonio De la Torre y Luis Callejo en Tarde para la Ira o Eduard Fernández en El Hombre de las Mil Caras. Puede que sea Roberto y, si es así, lo celebraré pensando que dos días después tengo aún agujetas de verle tensar ese escenario del Teatro Bellas Artes como las aceras de Madrid en la película. Pase lo que pase, amigos, será muy merecido. ¡Enhorabuena a los cuatro por trabajos tan impecables!

Este noche vuelvo al teatro para ver a Blanca Portillo y José Luis García Perez en El Cartógrafo. ¡Feliz noche para todos los amantes del teatro!

________________________________________________________________________

OTROS POST QUE TE INTERESAN:

Comentarios