*

mujerHoy

Comerse el mundo

El blog de Raquel Sánchez Silva

Raquel Sánchez Silva, con un patín

Mi cerebro neozelandés

Siempre he querido viajar a Nueva Zelanda. No solo porque Peter Jackson nos mostrara la impresionante belleza natural del país en El Señor de los Anillos sino porque los neozelandeses tienen fama de simpáticos, alegres, organizados y felices. Una de mis mejores amigas trabaja en la embajada de Nueva Zelanda y me puso en contacto antes del nacimiento de mis mellizos con una marca de mi destino soñado. En realidad, la más conocida es Mountain Buggy aunque a mí también me encantan por su funcionalidad los productos de Phil&Teds. Ambas son marcas hermanas. Cuando nacieron los bebés me enviaron unas magníficas cunas de viaje que todavía uso mucho y unas mochilas. Desde un principio -le comenté a mi amiga Elena- me encajan porque necesito soluciones rápidas y fáciles que me ayuden a viajar y a divertirme. Sus productos están destinados a padres urbanitas y muy deportistas, gente curiosa y viajera que no se echa atrás cuando hay una montaña delante y un niño de la mano sino que se instala su mochila de trekking y decide subir con él a cuestas. Eso es lo que me conquista de la forma de entender la vida con niños de esta empresa de alma neozelandesa. Un ejemplo es su FreeRider, el patín que me han dado para probar ahora y que se acopla a muchos coches de diferentes marcas, entre ellas Bugaboo. Me gusta esta marca y la forma que tiene de trabajar y de incorporarse al mercado y por eso os hablo de ella. Lejos de poner difícil el uso del producto, deciden ayudar con su versatilidad para que puedas, por ejemplo, adaptar el patín a tu cochecito (chequea las marcas compatibles).

carro_patin_1 carro_patin_2

Hablar de facilidades es hablar de tiempo. Tiempo y esfuerzo en montar, desmontar, recoger, adaptar. Si sumáramos todos los minutos invertidos en colocar esta u otra silla, en adaptar manillares, quitar ruedas, guardar en el coche, sacar del coche, montar accesorios… Ya sabéis de lo que hablo. Pues atentas a este vídeo. Os interesa:

 

 

Por fin podré pasar los controles de los aeropuertos en un segundo, llegar al avión y recoger mi coche en las medidas de un equipaje de mano. Necesitaba un coche así. Esto es un Nano y espero que viaje conmigo durante muchos años. Espero desgastarle las ruedas a base de kilómetros de grandes ciudades, aeropuertos internacionales, poblados asiáticos. Quiero que sean mis coches todoterreno y que nos acompañen en la aventura. Sin peso extra, sin esfuerzo y sobre todo, sin pérdida de tiempo.

post_nanos rss_nanos_2

Mi próximo sueño es salir a patinar con los coches preparados para los que disfrutamos mucho del deporte. Patines, long boards y ligeras pendientes porque incorporan… ¡Sí! ¡Freno de mano!!

Ahora ya no tienes excusa.

Hacer deporte o viajar con ellos. Hay formas de solucionarlo y convertir la aventura en un juego continuo.

Gracias Nueva Zelanda. Gracias Mountain Buggy y Phil&Teds por fomentar el deporte, la diversión y los planes en familia.

Gracias por los Nanos. Quiero ir al aeropuerto… ¡Ya!

_____________________________________________________________________

Otros post de Raquel Sánchez Silva que te interesan:

|

Comentarios