mujerHoy

Comerse el mundo

El blog de Raquel Sánchez Silva

Sillas en contra de la marcha, la opción más segura

Nunca fue tan a favor ir en contra

Ninguna de las decisiones que tomamos respecto a nuestros hijos es sencilla. Mucho menos si tiene que ver con su seguridad. Estas son algunas de las conclusiones a las que llegamos después de conocer el estudio de la compañía aseguradora sueca Folksam con más de 20 años de experiencia analizando la seguridad de los niños en los vehículos. Los países nórdicos como os he recordado varias veces en estos posts han sido pioneros en el apoyo a las sillas en contra de la marcha y sus datos respecto a los accidentes siguen siendo mejores que en otros países que siguen llevando a los niños como si fueran adultos.

Algunos de los apuntes que nos servirán como preguntas frecuentes para orientarnos serán estos:

  • – Aunque es probable que haya alguna silla convertible en el mercado que nos guste por su flexibilidad no es una opción recomendable. Para los expertos en seguridad, una silla que puede ponerse a favor de la marcha hará que irremediablemente giremos a los niños antes de tiempo. La recomendación sigue siendo que los mantengamos en contra de la marcha tanto tiempo como sea posible. El estudio Folksam llega a recomendar como mejor opción una silla en contra de la marcha y después un asiento (booster seat) que una silla convertible.
  • – Elegir una silla que esté aprobada para transportar a un niño de hasta 25 kilos de peso. Con eso garantizaremos que estará en contra de la marcha todo el tiempo que sea posible.
  • – Buscar una silla que favorezca el espacio para las piernas. No es una recomendación de seguridad pero sí de confort lo que también nos predispondrá a mantener al niño más tiempo en contra de la marcha.
  • – Hay sillas que permiten ayudas adicionales que también son importantes. Por ejemplo: Sillas que permitan la instalación de correas de sujeción inferior así como barra anti-rebote.
  • – Sillas que cuenten con un soporte para las piernas.
  • – Sillas que tengan una buena protección lateral. La altura del respaldo y una buena protección lateral serán garantía de seguridad en choques laterales y frontales. La altura nos permitirá que nuestro niño crezca y pueda pasar muchos años en contra de la marcha.

Todas estas recomendaciones creerás que no te sirven de nada porque ya compraste una silla en el sentido de la marcha y ahora no sabes qué hacer con ella. Tengo una sorpresa final que os contaré en el próximo post. Hay opciones para cambiar tu silla y llevar a los niños de la forma más segura. Plan Renove en nuestra próxima cita.

_______________________________________________________

OTROS POST RELACIONADOS: 

|

Comentarios