*

mujerHoy

Comerse el mundo

El blog de Raquel Sánchez Silva

Menorca con niños (la otra Menorca): las mejores calas

Han pasado más de diez años desde la primera vez que pisé las calas más bellas de Menorca. No olvido mi primera imagen de Macarella o Macarelleta, o el azul brillante de Mitjana. Recuerdo los paseos por el bosque mediterráneo, las subidas desde la playa con todo el calor, y también la satisfacción de haber pisado los rincones más exclusivos de la isla que son precisamente sus tesoros naturales. Sin embargo, y a pesar de estas memorias, este verano he regresado a Menorca y no he podido verlas. No he pisado ni una de esas calas. ¿La razón? He viajado con dos niños de menos de dos años y me he rendido a la evidencia: Tengo que encontrar La Otra Menorca. Dispuesta a ello he recorrido desde Ciutadella, muchas de las calas y playas de fácil acceso para ir con niños. Evidentemente, me he encontrado mucha más gente y gentío (reconozco que no me gusta) pero puedo decir que también he hallado rincones con mucho encanto. Por esa razón quiero compartir en este post las virtudes y defectos de las playas con niños que podéis visitar si estáis en el área de Ciutadella. Son estas:

CALA BLANCA: Es pequeña y muy bonita. Entrada con piedras fácilmente superable. Chiringuitos y restaurantes. Pequeño parque infantil sobre la playa. Está en ese punto intermedio entre la playa con todos los servicios (es decir, explotada) y la cala con encanto. La percepción que tengas de ella dependerá también de la hora a la que vayas y el día de la semana. De lunes a jueves a las 9:30 de la mañana está preciosa.

PLATJA SANTANDRIA: Esta playa me ha gustado mucho. Está dividida en dos. La playita del fondo tiene un enorme terreno con árboles y sombras generosas. Hay un par de bares y lugares para comer. Hay centro de buceo PADI cuyas excursiones salen desde la orilla. El snorkel está muy bien y puedes ver bastante vida. Acceso con coche hasta la misma playa. Servicios, duchas, etc. Lo mejor de esta playa para los niños es la familia de patos que vive en ella y que vienen a visitar a los niños de vez en cuando.

CALA TIRANT: Es de las más lejanas porque está en el norte de la isla y hay que hacer 40 minutos de coche para llegar a ella desde el área de Ciutadella. Es una de las playas que hay alrededor de Fornells. Mi consejo es hacer plan de playa en Tirant y luego, comer o cenar el Fornells, que es precioso. Es, sin duda, la playa que más me ha gustado dentro de las opciones de fácil acceso con niños. Se llega muy fácilmente. Solo hay que bajar una cuesta pronunciada pero asfaltada. Agua clara y limpia como ninguna de las antes mencionadas, ligero oleaje, sensación de amplitud, arena dorada. Es mi favorita en esta selección. ¡La mejor!

CALA GALDANA: Esta es una de las mejores playas de la isla y aparece en todos los rankings entre las diez recomendadas. Las instalaciones en cuanto a servicios son impresionantes. Todo a lo grande. Juegos, patines, duchas, decenas de restaurantes, tiendas, sombrillas y tumbonas… Agua clara y turquesa con un acceso inmejorable. Cala Galdana está rodeada de hoteles y suele estar muy llena pero al ser muy grande, no te resultará agobiante nunca. Te recomiendo caminar un poco por el paseo de la playa e irte a la zona que está justo delante del hotel Meliá. Ya sé que es la zona con mayor distancia al aparcamiento pero por eso es la más limpia y la que está algo más tranquila. Cala Galdana es garantía de espacio, pero también de gente. No lo olvidéis.

SON XORIGUER: Esta es una de las playas de agua más clara junto a Cala Tirant. Un rincón turquesa que tiene más roca que arena pero con huecos para poder encontrarla. Es tan pequeña que siempre está abarrotada. Recomiendo visitarla porque es bellísima, pero no en hora punta. Hay tres puestos de arena dentro de su recorrido de piedras. Los tres están llenos. A pesar de la escasez de espacio debo reconocer que es una de las más bonitas.

 

SON SAURA: Es una playa bastante famosa en el sur de la isla, pero a mí no me gustó. Es la más cercana a Macarella o Turqueta y con un acceso más benévolo. Si vas con niños muy pequeños, te permitirán llegar hasta el aparcamiento más cercano y caminarás unos minutos con ellos. No más de cinco o seis minutos. Es asumible. Otra cosa es la playa y si merece la pena. La verdad es que si estás dispuesto a caminar y desplazarte cargada, anímate a bajar hasta las más bonitas que están en esa misma ruta: Macarella y Turqueta. Esta playa no me pareció especial respecto a las anteriores y requiere de un esfuerzo que no sientes recompensando. Hay playas con mejores accesos y que son mucho más bonitas y únicas.

En mi próximo post, os guiaré por los pueblos y ciudades de Menorca que he visitado con niños: Fornells, Es Mercadal, Ciutadella y Mahón.

¡Hasta la semana que viene!


 

También te interesa…

Oceanic por Ibiza

Formentera 2017

|

Comentarios