mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Una tarta de chocolate

Lo que va a triunfar en la alimentación

“El 50 por ciento de los consumidores valoran hoy más un producto que no lleve azúcares añadidos o con poca sal que otro que diga light o que sea bajo en grasas o en calorías”, indica un estudio del Instituto de Tecnólogos de la Alimentación de los EEUU (IFT). Los expertos del IFT aclaran que “la industria alimentaria europea está tardando más que la norteamericana en dar respuesta a esa nueva tendencia”, quizá por temor a que sus productos pierdan palatabilidad (grado de apetencia) y cifras de venta.

¿Y qué está haciendo la industria de los EEUU para que sus productos sigan siendo tan apetecibles como antes? La receta la han encontrado en las especias, hierbas aromáticas y otros vegetales que, además de sabor, incorporan antioxidantes y otras sustancias con beneficios que la gente valora cada vez más. ¡Un doble claim de venta, que la miopía de algunos está desaprovechando!

Lo del sabor es vital para las ventas. De hecho, es lo más importante para la inmensa mayoría de los consumidores (el 88 por ciento), seguido de la satisfacción o saciedad. Dicho eso, las encuestas desvelan otros “valores” que suben enteros rápidamente: que el producto sea de producción o elaboración local; que sea artesanal; que sea de producción ecológica u orgánica; que provenga de cultivos sostenibles…

“Los consumidores empiezan a valorar la calidad total de la dieta”, explica Aquilino García Perea, Vocal Nacional de Alimentación del Consejo General de Colegios Farmacéuticos de España e impulsor de las Campañas Plenufar de Educación Nutricional. “Las encuestas indican, por ejemplo, que los consumidores no temen al azúcar y la sal en sí mismos; lo que no quieren es un exceso de azúcar o de sal. Estamos ante un nuevo consumidor, más informado. Hace pocos días las autoridades de los EEUU publicaban las nuevas Guías Alimentarias para 2016-2020. Entre las recomendaciones, destacan las de limitar el consumo de azúcar al 10 por ciento de las calorías diarias, el consumo de sal a 2,300 mg diarios y seguir una dieta lo más natural y menos procesada posible. Sabemos que todos los fabricantes de alimentos y bebidas del mundo están al tanto. Es una buena noticia”.

|

Comentarios