mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

¿Sabes perder kilos comiendo mejor?

Te tomas una hamburguesa tradicional, con su tomate, su lechuga, su queso, su ketchup, su bollo… ¿Total? Unas 500 calorías. ¿Qué pasaría si en vez de esa hamburguesa te tomas un filete a la plancha con champiñones salteados en vez de queso y un bol de ensalada con su vinagreta? Pues pasa que te ahorras 200 calorías y has comido como una pro, con tus cubiertos y en la mesa, es decir practicando el ‘slow eating’, esa forma de comer civilizada que da tiempo a que tu cerebro diga: “Ya he comido bastante” y te evita sumar calorías que ya no necesitas.

Hay que decirlo muy claro: engordamos porque elegimos mal. No hace falta pasar hambre. Lo que importa es saber, por ejemplo, que un bol de sopa de verduras tiene la quinta parte de las calorías de un bol de crema de verduras con nata y que ambas llenan casi lo mismo.

Que una rebanada de pan integral con tomate y jamón serrano en el desayuno alimenta más y engorda menos que ese par de magdalenas que te tomas a diario.

Que si en vez de patatas fritas te sirves unas verduras a la plancha, te ahorras cientos de calorías y añades antioxidantes y montones de fibra que reduce el riesgo de ataques de hambre en mitad del día.

Que un plato de alubias o lentejas con verduras no sólo no engorda, sino que puede ser una estupenda alternativa a la proteína animal.

Al final, esas pequeñas decisiones van restando calorías a la cuenta diaria. Tantas, que hay personas que han perdido ¡hasta 15 kilos al año simplemente con esos cambios! Estos tips pueden ayudarte a conseguirlo  a ti también:

Empieza las comidas con algo líquido: agua con limón, consomé o sopa de verduras…
– Llena la mitad del plato con verduras y/o frutas.
– Añade proteína para hacer músculo y estimular el metabolismo: pescado, pollo, pavo, cerdo o vacuno magros; lácteos desnatados (yogures, queso fresco…); legumbres…
– Opta siempre por cereales integrales.
– Cocina siempre con aceite de oliva virgen extra y añade unos pocos frutos secos a tu dieta (evitan que acumules grasa abdominal).
– No te olvides de la vitamina C. Además de reforzar tus defensas, ayuda a perder grasa.
Huye de los azúcares añadidos: disparan tus niveles de azúcar y son calorías vacías.

|

Comentarios