mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Los caldos con huesos, los nuevos zumos detox

Caldo con huesos, el nuevo zumo detox

Si eres fan de los zumos verdes, prepárate para la nueva marea saludable: los caldos con huesos. En Nueva York, San Francisco o Hollywood, te los venden como alimento “Paleo”, esa dieta que muchos dicen que es la más sana de todas. El chef sudamericano Marco Canora lo vio primero y hoy está haciendo su agosto vendiendo su caldo de huesos a los neoyorquinos, que hacen largas colas delante de su restaurante Brodo para conseguir una taza que toman como si fuera un elixir de salud.

A mí la Dieta Paleolítica siempre me ha interesado. Según sus creadores, la alimentación “natural” con la que evolucionaron nuestros genes durante decenas de miles de años –basada en vegetales salvajes; pescados, mariscos y otros animales acuáticos; carnes y huevos de animales criados en libertad…– es la que nuestro cuerpo reconoce como propia y la que menos obesidad y enfermedades crónicas produce. En cualquier caso, yo estoy encantada, por varias razones: porque soy sopera de nacimiento; porque, en contra de lo que mucha gente cree, sé que asimilo mejor ciertos nutrientes cuando los alimentos están cocinados que cuando están crudos; porque este caldo sienta de maravilla a mi intestino, alivia mis resfriados y cuida mis articulaciones y mi piel. 

Puedes prepararlo en una olla grande con agua, huesos de vacuno (rodilla, cañada…) o bien de ave, e incluso de cerdo o pescado. Le añades verduras (puerros, zanahorias, apio, cebolla, ajo, repollo, kale …), un puñado de legumbres (garbanzos, alubias …) y hierbas aromáticas, pimienta y sal. Dejas que hierva suavemente y sin prisas (dos horas mínimo), para que los huesos liberen el colágeno, la queratina, la glucosamina y la condroitina que contienen, todos ellos difíciles de conseguir y maravillosos para tus huesos, cartílagos, intestino, piel, uñas, cabello y hasta para la memoria y para conciliar el sueño.

¿Y qué hay del efecto detox?, te estarás preguntando. Pues mira por dónde, la capacidad “detox” del hígado está relacionada con la cantidad de glicina disponible en el organismo ¿Y cuál es el alimento más rico en glicina? ¡Lo has adivinado: son los huesos y, en concreto, la gelatina del caldo con huesos!

|

Comentarios