mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Una copa de agua

Beber agua sí ayuda a perder peso

¡Mira que ha habido estudios sobre la relación entre el agua que bebemos y el riesgo de engordar! La mayoría confirman que el agua es un aliado en la batalla contra los kilos, aunque no la receta definitiva para llegar a ese peso ideal con el que sueñas (de hecho, no existe ningún alimento o bebida que lo consiga en solitario). Ahora un estudio publicado en ‘Journal of Human Nutrition and Dietetics’ con más de 18.000 personas ha visto que las que empezaron a beber más agua –entre uno y tres vasos más al día, tanto de agua embotellada como directamente del grifo o de un cooler— acabaron consumiendo entre 68 y 235 calorías menos al día solo por eso y, además, tomaron menos sal, grasas saturadas, azúcar y colesterol… Todo lo cual reduce el riesgo de obesidad y de muchísimas otras enfermedades.

Dándole vueltas al tema del agua y el peso corporal, he recopilado estos datos, todos ellos comprobados en estudios científicos, que creo que pueden interesarte.

1. Muchas veces confundimos la sed con hambre. Si bebes suficiente agua, evitas caer en esa confusión y te ahorras calorías que no necesitas.

2. El agua tiene ‘0’ calorías. Si calmas la sed con agua en lugar de con bebidas azucaradas, te ahorras otras muchas calorías al día y, además, calorías “vacías”, que favorecen la acumulación de grasa corporal.

3. Cuando bebes agua fresca o fría, tu organismo tiene que calentarla a tu temperatura corporal, lo cual ya supone quemar calorías extra.

4. Tu cuerpo tiende a retener líquidos cuando estás deshidratada. Beber entre 6 y 8 vasos de agua al día (con el primer vaso en ayunas, nada más levantarte) evita ese problema.

5. Una forma de reducir el apetito sin pasar hambre es añadir más agua a los guisos. ¿Por qué? Porque lo que llena es el volumen, no tanto la densidad de calorías del plato.

|

Comentarios