mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Una mujer, comiendo

Cinco comidas pequeñas no ayudan a adelgazar

No es verdad que repartir las calorías diarias en más comidas pequeñas -en vez de dos o tres comidas grandes- ayuda a perder peso, como nos decían. Nuevos estudios han dado la vuelta a esa idea y dicen que ese método NO estimula el metabolismo ni ayuda a adelgazar.

En realidad, es al revés. Lo que dicen los nuevos estudios es que si dejamos de comer o comemos muy poco durante periodos de tiempo prolongados y volvemos luego a la alimentación normal –lo que ahora llaman “ayuno intermitente”— bajamos peso y ganamos en salud.

El ayuno intermitente es una de las tendencias top en nutrición y fitness ahora mismo. No solo son fans personas que solo quieren adelgazar, sino mucha gente que quiere romper con estilos de alimentación “tóxicos” y perder kilos mejorando la forma física y la salud.

La teoría tiene muchos avales científicos: cada vez más estudios indican que el ayuno intermitente tiene efectos saludables tanto en el cerebro como en el resto del cuerpo. ¡Incluso dicen que podría ayudar a prolongar la vida!

Si lo piensas, los humanos hemos evolucionado en este planeta con un estilo de alimentación basada en el ayuno intermitente. Durante decenas de miles de años, nuestros antepasados prehistóricos dejaban de comer cuando los alimentos escaseaban y comían de nuevo cuando conseguían cazar animales o recolectar alimentos del campo. Nuestro organismo evolucionó para seguir funcionando en periodos en los que la comida faltaba o escaseaba. De hecho, los periodos de ayuno son más “naturales” para nuestro organismo que estar comiendo todo el día, durante todo el año, como hacemos ahora.

Antes de escribir este post he leído varios métodos de ayuno intermitente y he encontrado uno que me ha parecido sencillo de llevar a la práctica. Se trata de comer solo 500 ó 600 calorías durante dos días de la semana seguidos y volver a comer normalmente –lo cual no significa atiborrarse- los otros cinco días. Pruébalo y me cuentas. ¡Creo que a mí me va a funcionar y que me va a hacer sentir que vuelvo a mis orígenes! Ya me contarás cómo lo llevas tú, si te animas.

Lo que pasa en tu cuerpo cuando ayunas:  

  1. Los niveles de la hormona de crecimiento humano (HGH) aumentan hasta 5 veces. La consecuencia es pérdida de peso y ganancia de músculo.  
  2. La sensibilidad a la insulina mejora y los niveles de insulina caen, lo cual favorece la pérdida de grasa corporal. 
  3. Las células inician procesos de reparación celular.  
  4. Ocurren cambios positivos en la función de genes relacionados con la longevidad.
|

Comentarios