mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Una mujer come una manzana siguiendo las pautas del mindful eating

El ‘mindful eating’ evita los atracones

Aunque seas de las que tiene que hacer enormes esfuerzos para controlar el apetito, te interesa saber que tu cuerpo tiene un eficaz sistema de señales para decir a tu cerebro si todavía tienes hambre o si realmente has comido bastante. ¿Cuál es el problema? Que hoy comemos tan deprisa y distraídamente -sin fijarnos apenas en el sabor, la textura o el aspecto de lo que tenemos en el plato- que al cerebro le cuesta más procesar esas señales.

Una forma de ayudar al cerebro a reconocerlas es evitar las distracciones y centrar toda la atención en la comida. Te estoy hablando del ‘mindful eating’ o alimentación consciente. No lo veas como otro tip más: nuevas investigaciones han visto que comer de forma “mindful” -fijándonos conscientemente en el sabor, el aspecto, la textura y el aroma del alimento- no solo permite disfrutar más la comida, sino que ayuda a controlar el apetito y reduce el riesgo de atracones.

Por lo visto, existe una relación entre el apetito, la sensación de saciedad y lo que ven nuestros ojos. En un experimento con gemelos idénticos a todos les dieron batidos idénticos y con las mismas calorías. Sin embargo, a la mitad les dijeron que era un “batido permisivo”, con 620 calorías, y al otro que era un batido “consciente” y que solo tenía 120 calorías. ¿Consecuencia? El grupo que pensaba que su batido tenía 620 calorías se sintió más saciado que el otro. Dicho de otro modo, creer que una bebida o alimento tiene más calorías de las que tiene en realidad puede activar zonas del cerebro asociadas con la sensación de saciedad.

Conclusión final: que el apetito está influido por lo que vemos y pensamos y dedicar mas tiempo y atención a lo que comemos puede ayudarnos a comer mejor, evitar los atracones y controlar el peso.

|

Comentarios