mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Cocina para singles

Cómo puedes comer sano aunque vivas sola

Muchas chicas que viven solas porque hace tiempo que se fueron de casa de sus padres o han roto con su pareja suelen comer mal, o sea, poco sano. “Desde que vivo sola, cocino poquísimo”, confiesa Olga Carro, valenciana de 26 años que trabaja en una tienda de cosmética. “Me alimento sobre todo a base de pizzas, pasta y bocatas y la verdad es que mi cuerpo lo ha notado. Ahora sufro de estreñimiento, he ganado cuatro kilos, me ha salido tripa y me noto muy cansada”, me explica.

Para dar la vuelta a esa alimentación malsana -con exceso de hidratos refinados y pobre en fibra, proteína, vitaminas, minerales y otros nutrientes protectores-, la he animado a seguir este plan nutricional, en dos pasos:

1. Haz tres comidas al día. 

  • – No salgas de casa sin desayunar. Un buen desayuno incluye alguna fuente de proteína (1 huevo, 1 yogur, 50 gr de queso fresco o jamón cocido …); una pieza o bol de fruta y 3 nueces; una rebanada de pan integral (puede ser con tomate y un poco de aceite). Café e infusión son opcionales.
  • – Prepara tu comida y cena de este modo:
    – Llena la cuarta parte del plato con proteína (pollo, pavo u otra carne magra, pescado, legumbres, huevo, queso fresco…)
    – Llena otra cuarta parte del plato con granos: pasta o arroz integrales, quinoa, una rebanada de pan integral…
    – Llena la mitad restante del plato con verduras en ensalada, al vapor o a la plancha: zanahorias, tomate, lechuga, cebolla, canónigos, espinacas, brócoli, calabacín, champis, kale…
    – Termina con una pieza de fruta o un bol de fruta picada.
    Si te apetece, puedes empezar las comidas con un bol de caldo limpio, que llena mucho y apenas añade calorías.
  • 2. Haz compras fáciles y sanas para comer mejor.
    – Ten siempre en la nevera tomates, zanahorias, cebollas, ajos, puerros, manzanas, melón … (duran muchos días).
    – El día en que vayas al súper compra bolsas de ensaladas verdes ya limpias (duran unos 3 ó 4 días).
    – Ten siempre en el congelador filetes de pollo o pavo y el pescado que más te guste, ya limpio y fileteado (si los subes a la nevera la víspera, están listos al día siguiente).
    – Huevos y yogures son otras fuentes de proteína y de larga duración.
    – Las verduras congeladas al natural se hacen en un pis-pas y puedes tomarlas salteadas o con pastas y arroces.
    – Ten en la despensa pasta y arroz integrales, nueces, latas de tomate, de pimientos rojos, de sardinas en aceite, de bonito o mejillones en escabeche …
    – Recuerda que el pollo que se vende asado es delicioso y barato. Con ensalada, hace 2 ó 3 comidas fantásticas.
    – Y que no te falten el aceite de oliva virgen extra, un buen vinagre de vino o manzana, especias y hierbas aromáticas. ¡Los buenos condimentos animan a cocinar!

Otros post que te interesan:

|

Comentarios