mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Gominolas con forma de corazón

Lo que te pasa cuando dejas el azúcar…

Casi un 19 por ciento de las calorías que consumimos las españolas son en forma de azúcares. ¡Una barbaridad!, según nuevas investigaciones que proponen un máximo de entre el 5 y el 10 por ciento del total! El problema no son las frutas, ricas en azúcares de forma natural. El perjuicio está en los pasteles, galletas, helados y otros dulces procesados… y, sobre todo, en alimentos que jamás hubieras pensado que llevan azúcares añadidos y sí los llevan. Por ejemplo, ketchups, mostazas y mayonesas, yogures, todo tipo de productos light, sopas y conservas… Además de leer bien las etiquetas para detectar su presencia, te interesa saber qué ganarías reduciendo el azúcar.

Estos son los 7 beneficios comprobados:

1. Tendrás menos estrés y ansiedad. En un primer momento, los dulces calman, pero a la larga tienen el efecto contrario. Un estudio reciente ha visto que mujeres que tomaban muchos azúcares añadidos tenían mayores niveles de ansiedad e irritabilidad que el resto.

2. Te acordarás de los nombres de la gente.  Esa “niebla mental” que te impide pensar con claridad puede tener que ver con todo el azúcar que consumes. Nuevas investigaciones indican que las dietas ricas en azúcares dificultan la comunicación neuronal y reducen la memoria.

3. Le darás una alegría a tu corazón. El riesgo de morir por problemas cardíacos se dividirá por tres si reduces al mínimo el consumo de azúcares. “A las pocas semanas, tus niveles de colesterol LDL (el ‘malo’) disminuirán en un 10 por ciento y los de triglicéridos, en un 20 o 30 por ciento. La tensión arterial también empezará a normalizarse”, señalan en el Instituto Cardiovascular St. Luke’s de Kansas City (EE.UU).

4. Dormirás mejor. Los azúcares añadidos aumentan los niveles de cortisol, hormona del estrés que te impide relajarte y conciliar el sueño. Si reduces su consumo, estarás más despierta durante el día y dormirás mejor por la noche.

5. Tus niveles de inflamación bajarán y tu acné mejorará. El azúcar tiene un efecto inflamatorio y la inflamación crónica favorece montones de enfermedades, incluidas el cáncer, la enfermedad cardiovascular, la artritis y hasta el acné. Cuando personas que no bebían refrescos azucarados tomaron una lata de ellos al día durante tres semanas, sus niveles de inflamación aumentaron en un 90 por ciento.

6. Evitarás la diabetes tipo 2. Los azúcares añadidos favorecen los depósitos de grasa en el hígado, que contribuyen a la resistencia a la insulina. Un estudio realizado en 175 países vio que apenas 150 calorías diarias en forma de azúcares añadidos aumenta ¡¡11 veces!! el riesgo de diabetes tipo 2.

7. Perderás kilos. Cincuenta gramos de azúcares añadidos te aportan unas 200 calorías. Si te las ahorras, podrías perder 5 kilos en 6 meses sin más cambios en la dieta.

Otros post que te interesan:

|

Comentarios