mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Pareja corriendo por la playa

¿Y si pudieras añadir 10 o 20 años a tu vida?

¡Empieza a imitar a los que lo consiguen! Sí, es verdad que tu herencia genética tiene que ver con tu esperanza de vida, pero hoy sabemos que podemos “modular” esos genes en nuestro favor. Esto es lo que hacen en dos lugares del mundo con récord de centenarios.

Isla de Okinawa (Japón). “En sus DNI lees 75 años, pero sus cuerpos parecen de 50 años”, señalaban los autores del Okinawa Centenarian Study, que quisieron saber por qué tantos “okinawenses” cumplían 100 años con salud. Como “ingrediente”, citan los altos niveles de hormona DHEA, asociada con la longevidad, y que en ellos se reducen mucho menos con la edad. Relaciones familiares y sociales, actividad física y una alimentación rica en omega-3 de pescado y en antioxidantes vegetales tienen que ver con ese efecto. Aunque quizá lo que NO COMEN importa tanto o más. Estos isleños practican el hara hachi bu, que significa “come solo hasta que te sientas medio lleno”. “Un organismo en ‘modo hambre’ favorece la longevidad y puede estar manteniendo jóvenes a los mayores de Okinawa”, comentan los expertos.

Indios kuna de las islas San Blas (Panamá). La hipertensión y el infarto son muy raros entre los indios kuna de estas islas, y los expertos lo atribuyen a la protección que obtienen de su fabuloso cacao, riquísimo en antioxidantes. Expertos de Harvard compararon las causas de muerte entre los kuna de las islas San Blas con las de los kuna que emigraron al Panamá continental y que ya no toman ese cacao típico. ¿Conclusión? Los kuna isleños tenían tasas mucho menores de infartos y de cáncer y mayor esperanza de vida que los que ya no tomaban ese cacao excepcional.

Estos 8 hábitos pueden ayudarte a ti a vivir más años.

1. ¡Muévete más! El mínimo semanal son 150 m de actividad física moderada o 75 m de ejercicio intenso.

2. Exponte a la luz del sol. La luz solar es un nutriente vital. Cuanta más vida al aire libre, mejor salud y forma física y menor riesgo de depresión.

3. Toma 5 raciones de frutas y verduras al día. Si lo haces, mejorarás tu salud y aumentarás tu esperanza de vida.  (Ahora, la lista incluye también las legumbres.)

4. Come pescado: Sus grasas omega 3 te protegen frente a enfermedades inflamatorias, arritmias, depresión, problemas de memoria y otros trastornos mentales.

5. Evita la obesidad. El exceso de grasa corporal favorece la inflamación crónica y montones de enfermedades que reducen la esperanza de vida.

6. Duerme lo suficiente. Un sueño reparador reduce tu riesgo de obesidad, diabetes e hipertensión y aumenta los niveles de hormonas que mejoran tu vitalidad.

7. Fomenta las relaciones sociales. Cuanto más rica tu vida social, mayor tu esperanza de vida.

8. Vive con un propósito. En Okinawa lo llaman ikigai: encontrar una razón para vivir. Tenemos solo una vida. ¡Tiene sentido querer vivirla!

Otros post que te interesan:

|

Comentarios