mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Ortorexia

4 signos de que estás totalmente ‘enamorada’ de una dieta (o sea, de ortorexia)

La comida nos ha mantenido con vida desde la prehistoria y siempre la hemos asociado al placer. Justo ahora que tenemos las despensas a tope, estamos cambiando placer por obsesión. Hablo de esas chicas que se han ‘enamorado’ de una teoría sobre dieta sana — crudista, macrobiótica, vegana, detox, libre de gluten o del ingrediente que sea– y ven la alimentación como un territorio lleno de amenazas. Por muy sano y trendy que sea comer ‘limpio’, obsesionarse con una dieta concreta es antinatural y peligroso para la salud física y mental.

Estas pistas ponen el semáforo en rojo y están diciendo que tienes que replantearte tus ideas en alimentación:

  • – 1. Has eliminado grupos enteros de alimentos. Empezaste prohibiéndote los azúcares y has seguido tachando grupos enteros de la lista: lácteos, grasas, carbohidratos… Si esa lista ya es más larga que la de alimentos permitidos, has ido demasiado lejos y te estás privando de nutrientes vitales.
  • – 2. No sales por no comer. Conozco a chicas que no van a cenas con amigos e incluso evitan comidas de trabajo por miedo a tener que tomar alimentos tachados en su lista. Si tus ideas sobre alimentación han ahogado tu vida social, es hora de consultar a un terapeuta especializado en trastornos de la alimentación.
  • – 3. No paras de hablar de lo mal que come la gente. Recuerdo a una vecina de mesa que se pasó toda la comida diciendo que la gente “come fatal” y hablando de dieta macrobiótica. Si ese te reconoces en ese caso, no sólo estás obsesionada, sino que puedes acabar aburriendo a un muerto y totalmente aislada… porque ya nadie te invita.
  • – 4. Te pasas el día pensando en la comida. ¡Claro que prever los menús de la semana ayuda a comer mejor, pero eso no significa sentir ansiedad por la comida ni pasarte las tardes cocinando! De hecho, esa actitud es un claro signo de un trastorno de la alimentación. Si la comida es el centro de tus pensamientos, no dejes de consultar el problema.

“Comer sano es una elección consciente”, dice Steven Bratman, que acuñó el término “ortorexia”. “La obsesión por la dieta es un trastorno psicológico en el que están implicadas emociones como la ansiedad y una enorme necesidad de control”. Sin duda, salir de ese esquema puede ayudar a redescubrir el placer de comer sano y con gusto.

También te puede interesar:

|

Comentarios