mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Arándanos, alimento estimulante

Cinco estimulantes que no dan positivo en las pruebas de doping

Son vegetales, pero funcionan como estimulantes, calmantes y vigorizantes. Y si no, mira lo que dicen las investigaciones…

Remolacha para la resistencia. Aseguran que su efecto es más potente que el de la cafeína. En un estudio de la Universidad de Exeter (Reino Unido), ciclistas que tomaron un vaso de zumo de remolacha ecológico aguantaron un 16 por ciento más de tiempo pedaleando que otros que tomaron un placebo (un zumo con el mismo aspecto, pero que no era de remolacha). “Esa mejoría no la consigues ni con entrenamiento”, comentaron los investigadores.

Guisantes para hacer músculo. La proteína de los guisantes es trending topic en los gimnasios, por su riqueza en aminoácidos vitales para la musculación. Uno de ellos, la arginina, potencia además el sistema inmunitario. Otro, la lisina, ayuda a absorber el calcio y a fortalecer los huesos. ¡No me extraña el interés! ¡Una sola cucharada de este polvo de guisantes tiene más de 25 gramos de proteína magra! Puedes tomártelo en smoothie, con leche de almendra, canela y frutos del bosque congelados.

Arándanos para la inflamación. Para ver si son tan antiinflamatorios como dicen, expertos de la Universidad de los Apalaches (EE.UU.) dieron 250 gramos de arándanos al día durante 6 semanas a un grupo de deportistas, y otros 350 gramos una hora antes de una carrera de dos horas y media. ¡Los resultados les impresionaron! Además de desplomar los niveles de inflamación, los arándanos aumentaban los niveles de células killer (células “asesinas”), que detectan y eliminan virus y son vitales para la inmunidad.

Guindas para el dolor. Un grupo de deportistas tomó un vaso de zumo de guindas o bien un placebo 2 veces al día durante 8 días. Al cuarto día, los investigadores (de la Universidad de Vermont, en EE.UU.) les mandaron hacer ejercicios de fuerza muy intensos. Dos semanas después, les cambiaron las bebidas a todos y les pidieron repetir los ejercicios. ¿Conclusión? El zumo de guindas reducía su dolor y les ayudaba a conservar la fuerza (una pérdida del 4% en el grupo del zumo de guindas frente a un 22 % del placebo).

Sandía para la fuerza….y mucho más. Parece mentira, pero es cierto: la sandía mejora los resultados en el gimnasio. Un estudio de la Universidad de Córdoba vio que el aminoácido citrulina, presente en la sandía, aumenta la capacidad para sostener pesos y aguantar repeticiones. Otro estudio español, de la Universidad de Cartagena, concluyó que la citrulina de la sandía alivia los dolores musculares provocados por el ejercicio. Y otro tip adicional: ese aminoácido ayuda a potenciar el deseo sexual en ambos sexos y a mejorar los problemas de erección en los hombres (¡hay quien lo llama “la viagra natural”!).

OTROS POST QUE TE INTERESAN:

 

|

Comentarios