mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Una mujer embarazada, comiendo una manzana

¿Qué alimentos debo evitar si estoy embarazada?

Si estás embarazada, ¡vigila de cerca los alimentos de esta lista!

Pescados azules de gran tamaño. Pescados y mariscos que viven en aguas contaminadas -sobre todo los azules de gran tamaño, como el pez espada o el atún– acumulan metales pesados como el mercurio. La intoxicación por mercurio afecta al cerebro, el sistema nervioso, el sistema inmunitario y los riñones. ¿Problema? Que los omega-3 del pescado azul son indispensables para el desarrollo del cerebro del bebé y grandes aliados frente a la depresión postparto. ¿Solución? Limítate a 1 o 2 raciones de pescado blanco o azul de pequeño tamaño (sardinas, boquerones…) por semana o pregunta a tu médico por suplementos o productos funcionales con omega-3, libres de metales tóxicos.

Pescado crudo o poco hecho. Puede provocar infecciones por norovirus, vibrio, salmonella, listeria y parásitos. Algunas pueden transmitirse al feto. Las consecuencias pueden ser parto prematuro, abortos, bebés nacidos muertos … ¿Consejo? ¡Di adiós al sushi, los boquerones en vinagre o el ceviche y cocina bien pescados y mariscos!

Carnes crudas o poco hechas. Disparan los casos de infecciones bacterianas o parasitarias, que aumentan el riesgo de enfermedades neurológicas en el bebé, entre ellas retraso mental, ceguera, incluso de bebés nacidos muertos. ¿Qué hacer? ¡Evita las carnes crudas o poco hechas y no las tomes nunca durante el embarazo!

Huevos crudos. ¡Ojo con ellos, porque pueden estar contaminados con salmonella! Por lo general, los síntomas de salmonelosis (fiebre, náuseas, vómitos, diarrea) afectan solo a la madre. Sin embargo, hay casos en que provocan contracciones uterinas y partos prematuros. ¿Cómo tomarlos? Cocínalos bien y no tomes salsas o guisos preparados con huevos crudos.

Hígado, foie, paté… Te aportan hierro, vitaminas B12 y A, cobre y proteína. El problema es que el organismo almacena la vitamina A y el exceso provoca toxicidad y puede dar lugar a defectos de desarrollo en el bebé. Lo mismo se aplica a los altos niveles de cobre. ¿Cuánto puedo tomar? Limita estos alimentos a una ración por semana y asegúrate de que están bien conservados y cocinados.

Café, té, refrescos de cola… La cafeína pasa a la placenta y al feto, que carecen de la enzima necesaria para metabolizarla. El exceso de cafeína puede afectar a desarrollo fetal y aumentar el riesgo de dar a luz bebés con bajo peso. ¿Cuánta es suficiente? El límite en el embarazo es de 200 mg al día: la que tienen 2 ó 3 tazas de café.

Verduras y frutas mal lavadas. Aguas de riego y manipulación poco higiénica pueden contaminarlas con bacterias como la salmonella, listeria, E. coli, y parásitos como el toxoplasma. Muchos bebés infectados con toxoplasma no dan síntomas al nacer, pero pueden desarrollar ceguera y discapacidad intelectual después. ¿Qué hacer? Lava bien las verduras y frutas y, si tienes dudas, cocínalas.

Leche, quesos y zumos no pasteurizados. Pueden contener listeria, salmonella, E. Coli y campilobacter. Estas infecciones pueden tener consecuencias muy graves para el feto. ¿El consejo? Compra siempre lácteos y zumos pasteurizados.

Alcohol. Incluso pequeñas cantidades afectan al cerebro del feto y aumentan el riesgo de síndrome de alcoholismo fetal, problemas de desarrollo y discapacidad en el bebé y aborto espontáneo. ¿Cuál es el límite? No hay cantidad segura de alcohol durante el embarazo y, de hecho, se desaconseja totalmente.

_______________________________________________

OTROS POST QUE TE INTERESAN:

|

Comentarios