mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Una mujer dormida

Cómo adelgazar mientras duermes

Cuánto y cómo duermes tiene mucho que ver con tu metabolismo. Estos cuatro tips “científicos” te explican por qué:

  • Baja el termostato. Si duermes a una temperatura de 19 º C o menos, quemarás un 7 por ciento más de calorías durante el sueño que si duermes con más calor, señala un estudio publicado en la revista ‘Diabetes’. ¿Explicación? Con temperaturas más bajas, tu organismo tiene que consumir más energía (calorías) para mantener la temperatura corporal normal, de unos 37ºC. Aunque un 7 por ciento no te parezca mucho, puede significar 100 calorías quemadas (extra) en 3 días.

 

  • ¡Apaga el móvil y la tablet! La luz azul que emiten los smartphones y las tablets alteran la producción de melatonina –hormona que nuestro organismo produce en ausencia de luz–, insiste un estudio de la Universidad de Manchester (Reino Unido). En cambio, dormir en total oscuridad estimula la producción de esa hormona, que además de ayudarte a dormir favorece la creación de grasa parda, esa tan deseada, porque ¡quema calorías en vez de almacenarlas!

 

  • Toma proteína. Voluntarios que tomaron un batido con 30 gr de proteína antes de irse a dormir quemaron más calorías en reposo al día siguiente que los que se fueron a cama sin tomar nada, revela un estudio de la Universidad de Florida. Y el batido tuvo otro valioso efecto: ayudó a la reparación muscular durante el sueño. ¿Por qué es importante ese detalle? Porque cuanto más masa muscular tenemos, más calorías quemamos incluso cuando no nos movemos.

 

  • Duerme lo suficiente. Dormir las 7 u 8 horas que recomiendan los expertos ayuda a quemar un 5 por ciento más de calorías durante el día sin más cambios en la dieta, indica un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition. Y los efectos iban más allá: las personas que dormían lo suficiente quemaban un 20 por ciento más de calorías después de las comidas que el resto. ¿Explicación? Se ha comprobado que la falta de sueño reduce la sensibilidad a la insulina, un problema metabólico relacionado con la obesidad, en especial la visceral o abdominal.

________________________________________________

OTROS POST QUE TE INTERESAN: 

|

Comentarios